Este meloso platillo integra calabaza mantequilla rostizada con risotto y después es coronado con crujientes camarones.

    • Total Time1 hr
    • Yieldde 4 a 6 platos

      Ingredientes

      Para el Primero

      • 1 calabaza mediana (de aproximadamente 450 gramos), pelada y cortada en trozos de .5 cm
      • Sal marina de grano
      • Pimienta negra
      • 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
      • 5 hojas de salvia, quebradas o picadas
      • 2 cebollas medianas, 1 cortada en cubos grandes y 1 picada finamente
      • 3 varas de apio, picados
      • 12 granos de pimienta
      • 2 hojas de laurel
      • 1 ½ cucharadas de aceite de oliva virgen extra
      • 3 ½ cucharadas de mantequilla sin sal
      • 1 ½ tazas de arroz carnaroli seco
      • 1 taza de vino blanco seco
      • ¾ de taza (alrededor de 2 onzas) de Parmigiano-Reggiano rallado
      • 900 gramos de camarones grandes sin pelar

      Method

      1

      Precalienta el horno a 175° C. Pela la calabaza y córtala en cuadrados .5 centímetros, quitándole las semillas y las partes fibrosas, pero no la piel. Reserva la piel pelada para el caldo. Coloca las piezas cortadas en una bandeja para hornear y sazona con sal, pimienta, hojas de salvia y rocía con aceite de oliva sobre la parte superior. Cubre con papel de aluminio y hornea durante 20 minutos hasta que estén cocidos. Retira del horno y reserva.

      2

      Mientras tanto, prepara un caldo rápido de calabaza, mezcla las cáscaras y los restos de calabaza, la cebolla picada, el apio, los granos de pimienta y las hojas de laurel en una olla con 6 tazas de agua. Lleva la acción a ebullición poco a poco. Una vez que hierva, apaga el fuego. Déjalo reposar sobre la estufa y después de 20 minutos, cuela los sólidos y vuelve a verterlo en la olla. Cubre y mantenlo caliente a fuego lento.

      3

      En una olla grande, calienta el aceite de oliva y la 1 ½ cucharadas de mantequilla. Agrega la cebolla picada y cocina a fuego medio bajo, revolviendo de vez en cuando hasta que esté transparente y brillante, aproximadamente 6 minutos. Agrega el arroz a las cebollas y revuelve hasta que el arroz esté bien cubierto, aproximadamente 2 minutos. Agrega el vino y cocina a fuego lento hasta que casi se evapore. Agrega el caldo de calabaza caliente solo suficiente para cubrir el arroz; cocina mientras revuelves, hasta que el caldo casi se haya absorbido. Repite con aproximadamente 5 adiciones de caldo hasta que el arroz esté al dente y tenga una consistencia cremosa, aproximadamente 25 minutos. Debe quedar aproximadamente ½ taza de caldo, mantenlo caliente y reserva.

      4

      Cuando el arroz esté cocido, retíralo del fuego y agrega cuidadosamente ½ taza de queso parmesano, las 2 ½ cucharadas restantes de mantequilla y la calabaza asada. Agrega la reserva de caldo para humedecer y deja reposar todo por unos minutos.

      5

      Mientras tanto, en una sartén de fondo grueso a fuego medio alto, calienta 1 cucharada de aceite de oliva hasta que empiece a centellear en la sartén. Asegúrate de que los camarones estén secos y sazona con sal kosher. Una vez que el aceite esté caliente, colócales en la sartén. Cocine por 1-2 minutos en cada lado hasta que la piel tenga un color brillante y esté ligeramente carbonizada. Apaga el fuego, agrega una cucharada de mantequilla a la sartén y reserva.

      6

      Para servir, revuelve rápidamente el risotto y prueba para ajustar los condimentos. Coloca una cuchara en platos y coloca unos camarones en cada porción de risotto. Espolvorea con el Parmigiano-Reggiano restante y la pimienta negra recién molida y rocía con un toque de aceite de oliva extra virgen. Sirve inmediatamente.