Receta: Cazuela de pasta casera con champiñones

pasta

Melissa Rubel Jacobson, de F&W, creó esta receta para usar hongos extra secos y otras variedades de pasta. Mientras que las diferentes formas de pasta se cocinan a diferentes tiempos, todas se vuelven tiernas una vez horneadas.

  • Tiempo de preparación 35 min

    Ingredientes

  • 1/2 taza de champiñones porcini secos
  • 500 gramos de pasta corta mixta como fusilli, farfalle, penne y orzo
  • 6 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 4 cucharadas de harina para todo uso
  • 3 tazas de leche
  • 2 cucharadas de crema espesa
  • 200 gramos de hongos shiitake, sin tallos y cortados en cuartos
  • 200 gramos de champiñones blancos, sin tallos, cortados burdamente
  • sal kosher y pimienta recién molida
  • 130 gramos de queso fontina, rallado grueso (1 taza más 2 cucharadas soperas)
  • 1/2 taza finamente rallada Queso Parmigiano-Reggiano

    Pasos

  1. En una taza de medir de vidrio resistente al calor, cubre los hongos porcini secos con 1 taza de agua hirviendo. Deja reposar hasta que los champiñones estén suaves, aproximadamente 20 minutos. Escurre y reserva 3/4 taza del líquido del porcini. Pica finamente los champiñones
  2. Precalienta el horno a 190 ° C. En una olla grande de agua hirviendo con sal, cocina la mezcla de pastas, hasta que esté casi al dente, unos 10 minutos y cuela
  3. Mientras tanto, en una cacerola grande, derrite 4 cucharadas de mantequilla. Agrega harina y cocina a fuego moderado, revolviendo, hasta que quede suave (aproximadamente 1 minuto). Incorpora el líquido de los hongos porcini reservado y la leche. Deja hervir a fuego lento y cocina a fuego moderadamente bajo hasta que espese, aproximadamente 5 minutos. Agrega la crema y los hongos porcini picados. Vierte en un tazón grande
  4. En una sartén grande, derrite las 2 cucharadas restantes de mantequilla. Agrega los champiñones, sazona con sal y pimienta. Cocina a fuego alto hasta que tomen un color dorado, aproximadamente 5 minutos. Agrega los champiñones a la salsa de porcini. Agrega la pasta y el queso fontina, sazona con sal y pimienta. Vierte la mezcla en un molde para hornear de aproximadamente 22 cm de largo
  5. Espolvorea con Parmigiano-Reggiano y hornea durante unos 35 minutos, hasta que estén dorados y burbujeantes. Deja reposar 5 minutos antes de servir.

    Prepara antes: Puedes preparar todo, hasta el Paso 4 y refrigerar durante la noche. Lleva a temperatura ambiente antes de hornear. La pasta horneada se puede refrigerar durante la noche. Recalienta antes de servir.