¿Qué es la jarra del buen beber?

¿No sabes qué bebidas son mejores para una vida sana? Aquí te lo decimos.
smoothies

La jarra del buen beber es una guía recomendada por el gobierno mexicano, con el apoyo del IMSS y el ISSSTE, donde se ilustran las bebidas saludables y la cantidad recomendada para la población mexicana. Cuenta con 6 niveles representados por proporciones de un vaso (240 ml) y cada nivel señala las bebidas que podemos consumir al día.

Según se revela en el reporte “Actitudes, hábitos de consumo y conocimiento hacia el agua”, de Nestlé Waters, sólo 38% de los mexicanos toma al menos 1.5 litros de agua al día, lo que a la larga puede derivar en una población enferma o con problemas de salud (renales, digestivos y más).

Una diferencia interesante del estudio es que mientras los italianos consideran el agua “necesaria”, para los mexicanos es una bebida “saludable”, lo cual dimensiona de diferente manera el consumo y motivos para tomar agua. Así pues, la propuesta que se recomienda en la jarra del buen beber se divide de la siguiente manera:

Wikimedia Commons

Nivel 1

Cuenta con más volumen y representa de 6 a 8 vasos diarios de agua natural. Según el ISSSTE, “si consumieramos de 1.5 a 2 litros de agua simple al día obtendríamos la hidratación necesaria”. Aunque cabe aclarar que estas recomendaciones son para la población en general, puesto que pueden existir condiciones de salud que difieran o necesiten más atención.

Nivel 2

La recomendación es beber máximo dos vasos de leche semidescremada empezando a partir de los 2 años de edad. En este nivel también se incluyen las bebidas a base de soya sin azúcar. La recomendación de la OMS es limitar el consumo de azúcar libre a menos del 10% de la ingesta calórica total, aunque para obtener mayores beneficios recomienda reducir su consumo a menos del 5%.

Nivel 3

Se pueden beber máximo 4 tazas de té o café sin azúcar. De preferencia café de grano filtrado, puesto que según un estudio del European Journal of Preventive Cardiology, se ha comprobado que el café instantáneo o sin filtrar puede incrementar los niveles de triglicéridos y colesterol.

“El café sin filtrar contiene sustancias que aumentan el colesterol en la sangre. El uso de un filtro las elimina”, según Dag Thelle, autor del artículo y profesor en el departamento de salud pública y medicina comunitaria de la Universidad de Gotemburgo.

Nivel 4

Representa a las bebidas no calóricas con edulcorantes artificiales como los refrescos de dieta, agua con vitaminas, bebidas energizantes y bebidas sin calorías a base de café o té. Los edulcorantes artificiales sin calorías proporcionan sabor dulce sin agregar calorías.

Según el estudio “Consumo de bebidas para una vida saludable: recomendaciones para la población mexicana”, los edulcorantes artificiales sin calorías más comunes en uso actual son aspartame, acesulfamo K, sacarina o benzosulfamida y sucralosa.

Estas sustancias son mucho más dulces que el azúcar, se considera que los edulcorantes no calóricos aprobados por la FDA no son dañinos, pero se han prohibido en algunos países debido a los riesgos que implica el uso de algunas sustancias. En la jarra del buen beber se permiten hasta dos vasos de bebidas con edulcorantes al día.

Nivel 5

La recomendación es no tomar más de medio vaso de jugos 100% de frutas, leche entera, bebidas deportivas y bebidas alcohólicas al día debido a las elevadas cantidades de grasa o azúcar que tienen.

En el caso de los jugos, es mejor comer la fruta entera para saciarnos y conservar sus nutrientes. En cuanto a la leche entera, se recomienda sustituir por leche baja en grasa o descremada, y “la única excepción posible es el caso de los niños de zonas con altas prevalencias de desnutrición aguda en algunas localidades muy pobres del país”, según el estudio “Consumo de bebidas para una vida saludable: recomendaciones para la población mexicana”.

Nivel 6

El último nivel indica que no se deben beber refrescos o aguas de sabor, pues no tienen beneficios nutricionales y proveen excesivas calorías. Un dato interesante es que pese a esta recomendación, un estudio de la Anpec publicado en julio de este año señala que los refrescos son la segunda categoría más consumida en ‘tienditas’ en los últimos seis meses, a pesar del incremento en precios que ha habido durante la pandemia por covid-19.