México es el segundo país del mundo con más plantas medicinales

El epazote es una de las plantas medicinales más populares en México ya que trata dolores estomacales.
epazote, planta medicinal, plantas

El uso medicinal de las plantas ha sido parte de nuestra cultura desde hace siglos. De acuerdo a Lizbeth de las Mercedes Rodríguez, Maestra en Ciencias en Recursos Naturales y Desarrollo Rural, los mayas las utilizaban como tratamiento para enfermedades bucales y otros malestares.

También te puede interesar: Esta es la dieta ideal mexicana

México cuenta con una amplia variedad de plantas medicinales. Su uso está tan arraigado en la cultura que desde la prehistoria se empleaban para hacer infusiones, ungüentos, vaporizaciones, masajes y emplastos. En la actualidad se utilizan en regiones como San Martín de las Pirámides y Juchitán de Zaragoza. Los habitantes usan aloe vera para tratar el cáncer, muicle para la diabetes, caléndula para las quemaduras y problemas estomacales pero también se venden en mercados locales de grandes ciudades.

Un estudio publicado en la gaceta de la Universidad Nacional Autónoma de México revela que México es el segundo país con más variedades de plantas medicinales registradas —4,5000 para ser exactos—. El primer lugar lo ocupa China, con 5,000. De acuerdo a Juana Leticia Rodríguez y Betancourt, presidenta de la Academia Nacional de Ciencias Farmacéuticas, el escrito refleja el gran potencial que hay para impulsar su uso terapéutico.

También te puede interesar: 5 plantas comestibles que debes agregar a tu dieta

La mayoría de las plantas se consumen de manera directa con la naturaleza. Las personas van a los bosques y selvas para seleccionar la especie que necesitan para aliviar el malestar y solo el 15% se cultiva para ese propósito. Entre las plantas medicinales mexicanas más populares está la flor de achiote que disminuye la ansiedad y alivia el dolor de garganta, la flor de cempasúchil que se concentra en trastornos digestivos y problemas de vías respiratoria y el epazote que trata dolores estomacales, la hinchazón o las picaduras de insectos venenosos.