Las hamburguesas podrían ser más caras en el 2020

Se espera que los precios de la carne aumenten en el próximo año, y esos aumentos probablemente podrían llegar hasta los consumidores.

A medida que inicia el 2020 todos han compartido sus predicciones para las tendencias destacadas de alimentos y bebidas. Los chefs hablaron sobre cosas como salud, sostenibilidad y fermentación. Del lado de las bebidas, tanto el jerez como las bebidas espirituosas surgieron en la conversación. Pero estas son las predicciones “divertidas”. Los realistas se dan cuenta de que cada año tendrá altibajos, pero los pesimistas han puesto el foco en la comida rápida más popular en Estados Unidos: la hamburguesa.

Se espera que los precios de la carne aumenten en el próximo año, y esos aumentos probablemente podrían llegar hasta los consumidores mediante cadenas de comida rápida como Shake Shack y McDonald’s, según Yahoo Finance. Después de un período de aumentos, los precios del ganado comenzaron a alcanzar su punto máximo a finales de 2014; volvieron a bajar en los próximos dos años, pero recientemente volvieron a subir. La publicación ganadera Drovers habló con múltiples analistas que creían que los precios serían más altos en 2020, al igual que el sitio de noticias The Fence Post.

Mientras tanto, Bloomberg citó un análisis del Grupo Asesor de Telsey que indica que el precio de los recortes de carne de res, que son utilizados por las cadenas de hamburguesas, podrían aumentar hasta un 15% en 2020. Se prevé que el resultado sea una de las “presiones de margen más rígidas en más de cinco años “, según Telsey, eso significa que los costos “probablemente no puedan ser compensados por aumentos suficientes en el precio del menú”. El sitio de negocios explica que tanto Shake Shack como Chipotle mencionaron que estaban vigilando los precios de la carne de vacuno hacia el nuevo año.

“Esa ejerce una gran presión sobre los márgenes para muchas de estas empresas y, a su vez, eso significa que podrían tener que aumentar los precios de los productos que están vendiendo a los consumidores”, explicó Heidi Chung de Yahoo Finance. “Así que esto es algo en lo que los consumidores también deberían estar pensando a medida que avanzamos en 2020”.

Intentar predecir exactamente cuánto y cuándo pueden aumentar los precios de las hamburguesas es prácticamente imposible. El precio de la comida rápida es mucho más complejo que simplemente monitorear las tendencias en el mercado de carne de res. Las grandes cadenas a menudo intentarán absorber las fluctuaciones en los costos para no tener que aumentar lo que cobran a los consumidores. El CEO de Shake Shack Randy Garutti dijo: “De pronto, la carne de res aumentó de precio. Necesitamos observar eso muy de cerca. Ese será el impacto número uno para el costo de los bienes vendidos”.

Traducción: Estamos lejos del apocalipsis de las hamburguesas, pero definitivamente no parece que vamos a ver hamburguesas baratas en el futuro cercano.