Las enchiladas suizas no son de Suiza, nacieron en el Sanborns de los Azulejos

Sanborns es famoso por sus tecolotes con mucho queso y salsa, pero si de algo es responsable, es de la creación de las enchiladas suizas.
enchilada, enchiladas suizas

La pizza hawaiana, los cacahuates japoneses, las papas a la francesa y las enchiladas suizas encabezan la lista de platillos cuyo nombre no tiene nada que ver con su lugar de origen. De hecho, se cree que las enchiladas suizas se inventaron en México, específicamente en el Sanborns de los Azulejos y tenemos pruebas que respaldan esa evidencia.

¿Se inventaron en México?

Hace unos días, un usuario dentro de Twitter llamado @cuauhtemoc_1521 abrió hilo sobre su origen. El usuario narra que el cocinero de Maximiliano de Habsburgo se estableció en Coahuila una vez que terminó el Segundo Imperio. Este guardó consigo las recetas que utilizó para la familia imperial y una vez que emigró a la capital de México abrió un restaurante llamado Café Imperial en el Centro de la Ciudad de México. En el negocio se cocinaban platillos que se preparaban para Maximiliano como los dientes de odalisca (esquites con crema y queso) y el panqué imperio. El menú creció y con el tiempo crearon unas enchiladas con salsa verde, crema y mucho queso gratinado. Los colores se relacionaban con los Alpes Suizos y se quedó en el menú como platillo fijo.

Según el Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana, el adjetivo de enchiladas suizas se aplicó porque el platillo contiene crema y mucho queso, y Suiza es famosa por sus quesos y productos lácteos. Cuando el farmacéutico estadounidense, Walter Sanborn compró el restaurante en 1903 para transformarlo en la famosa cadena Sanborns, tomó como base el platillo de las enchiladas suizas que vendían en el Café Imperial. Con el tiempo, la receta se tropicalizó aún más. Se le agregó cebolla, pollo y una porción de frijoles refritos espolvoreados de queso y coronados con totopos.

Síguenos en Google News para que no te pierdas las novedades

Años más tarde

En 1985, las acciones de Sanborns se vendieron a Grupo Carso y Carlos Slim y las enchiladas se convirtieron en uno de los platillos insignia. Así que la próxima vez que visites el restaurante o cualquiera de sus sucursales, recuerda que estás por probar un “cachito” de esos Alpes Suizos con un toque mexicanísimo.