La forma correcta de comer mejillones, según Martha Stewart

La reina de la cocina habla de los tiempos de cocina de las langostas, usos simples para las algas y la forma correcta de comer moluscos
martha stewart mejillones

Martha Stewart es la reina del verano. La icónica autora del libros de cocina vive en una granja en Bedford, Nueva York, pero durante los meses más cálidos ella huye a su casa de playa en Maine. Durante su panel agotado en el Food & Wine Classic en Aspen, Stewart demostró cómo preparar un simple estofado de almejas, uno de sus platos favoritos de verano, habló de los gloriosos mariscos frescos preparados de manera simple. También compartió un consejo para comer mejillones, uno que ha pasado a sus nietas, quienes, a su vez, han enseñado a sus amigos.

“No los deshagas”, dijo ella. “Saca la carne y luego usa la concha para comerte todos los mejillones. Es muy elegante“. Ella lo demostró. De hecho, usar una cáscara de mejillón como un utensilio —para zafar la carne y comerla— es mucho más digno que cortar con los dedos y mucho más sencillo que usar tenedores, que requieren lavado.

A continuación, encontrarás más información sobre mariscos de Stewart.

1. Que no te intimiden las algas

En Maine, Stewart pasea por la playa y recolecta algas marinas, sobre las cuales a menudo sirve ostiones en media concha. Así que incluso si no te sientes cómodo cocinando con algas marinas, deberías usarlo para fines de presentación.

“En mi casa en Maine, hay algas marinas por todas partes”, dijo Stewart a Food & Wine. “Tengo kombu. Puedes recogerlo del océano y secarlo. Tarda unos 12 meses”. Después de secar las algas, las mezcla con sal para crear sal de algas, lo que lo convierte en un condimento robusto y salobre.

2. Memoriza estos números para cocinar langosta

“Si se trata de medio kilo fresco recién pescado, serán aproximadamente 13 minutos y hasta 18 minutos [de cocción]“, dijo Stewart. “Después 18 minutos, está sobrecocida”. 

¿Una forma fácil de saber si has cocinado demasiado tu langosta? “Cuando abres la langosta y la tenaza tiene la mitad del tamaño del caparazón, has cocinado demasiado”.

Además: Lo primero que hace Stewart cuando compra langostas es colgarlas hasta que todo el exceso de agua se haya drenado.

También te puede interesar: La forma más sencilla de cocinar crustáceos

3. Observa bien las almejas antes de comprarlas

Asegúrate de que las conchas estén bien cerradas antes de comprarlas, dijo Stewart. Y “si están tratando de venderte almejas que tienen cáscaras rotas, di: ‘No, esa no'”.

Si va a haber un poco de tiempo entre comprarlos y cocinarlos, asegúrate de mantener las almejas “muy frías”, pero no las congeles.