El pan y la cerveza son alimentos básicos de las dietas de muchas personas, pero si solo pudieras elegir uno, ¿cuál sería? Si te fuiste por la cerveza, no hay necesidad de avergonzarse: resulta que la cerveza podría haber sido la razón por la que los humanos comenzaron a cultivar granos para empezar.

También te puede interesar: Microcervecerías en la CDMX donde puedes ver cómo la hacen

A diferencia del vino, que simplemente es jugo fermentado, la producción de la cerveza conlleva un proceso mayor, lo que hace que su origen sea especialmente misterioso. Una teoría siempre ha sido que, similar a como el vino provino de las uvas, la cerveza pudo haber nacido del pan. Pero una nueva investigación de la Universidad de Stanford podría respaldar una teoría existente jamás probada: la producción de esta bebida podría ser previa a la del pan.

Un equipo liderado por Li Liu, un profesor de arqueología china, analizó residuos de morteros de piedra de 13,000 años encontrados en la Cueva Rafeqet, en lo que ahora conocemos como Israel. Después de descubrir lo que Stanford News describió como una “evidencia de una operación extensiva de elaboración de cerveza,” los investigadores ahora creen que los cazadores-recolectores “semi-sedentarios” de la época—los natufienses—podrían haber sido los primeros cerveceros del mundo. “Este es el registro más antiguo de alcohol hecho por el hombre en el mundo,” declaró Liu.

También te puede interesar: Las diferencias entre el pan de masa madre y el pan común

Liu destaca que aunque estos resultados podrían cambiar la línea del tiempo sobre la primera vez que se produjo cerveza, no responde de forma definitiva a la cuestión sobre qué vino primero, el pan o la cerveza.

Los natufienses también parecen estar detrás del pan más antiguo del mundo, con restos encontrados en Jordania que datan de entre 11,600 a 14,600 años de antigüedad. Mientras tanto, la evidencia reciente sobre la cerveza yace entre los 11,700 a los 13,700 años. Así que existe un traslapo temporal enorme.

Pero como expone la investigación, “Durante mucho tiempo se ha especulado que la sed de cerveza puede haber sido el estímulo detrás de la domesticación de los cereales, lo que condujo a un importante cambio socio-tecnológico en la historia de la humanidad; pero esta hipótesis ha sido muy controversial”. Con la nueva evidencia sobre la cervecería siendo mucho más antigua que nunca, hay una cosa clara: los hallazgos de Liu definitivamente no desacreditan esa teoría. Quizás los humanos no se asentaron para hacer pan; quizás simplemente estaban buscando un buen lugar para abrir una cervecera.