Best New Chefs 2019: Chuy Villarreal

Chuy goza de una mente libre, volcada a consentir a los antojos, a emocionar con elementos sencillos.
chuy villarreal

Si hubiera un instructivo para comer los platillos de Chuy en Cara de Vaca sería este: con las mangas hasta los codos, con el babero puesto y las manos listas para usarse. No importa que a primera vista su lugar, en pleno San Pedro Garza García, pueda parecer un casual dining de comida hípster: la oferta del menú está basada en bocados callejeros con un twist técnico, combinaciones sorprendentes y productos de las cercanías

También te puede interesar: Conoce todas las clases y catas que sucederán durante elFood & Wine Festival MX

A pesar de que las primeras palabras gastronómicas de Chuy formalmente comenzaron en Taquería Orinoco –local del cual es socio–, este comunicólogo de profesión puso el corazón en la cocina desde que tiene memoria. Los esfuerzos de sus primeros años se dirigieron a su productora de medios, pero las ganas de seguir aprendiendo sobre cocina nunca lo abandonaron. Él recuerda haber tomado todos los cursos que podía y meterse a los fogones de sus amigos sólo para practicar

enchiladas chuy villarreal
Juan Pablo Tavera

Probablemente este aprendizaje campechano sea la razón por la que Chuy goza de una mente libre, volcada a consentir a los antojos, a emocionar con elementos sencillos. Las salsas de su menú son el primer knock out. Si fueran vinos, diríamos que son redondas: tienen el equilibrio perfecto entre picor, sazón y acidez. 

Pero las aptitudes de Chuy no se quedan en antojos vernáculos; ahí están platos como el larb de cerdo, la ensalada de brussel sprouts fritas con vinagreta de aguacate o la papada de cerdo confitada en miel y chile de árbol con tzatziki, que se deshace cuando apenas un trozo de naan se acerca para atajarlo. 

Claro, no faltan los crowd pleasers como los tacos de diezmillo con tocino, flecha y cebolla o los tacos tiesos que baña con dos salsas para que el cliente no tenga que tomar una dura decisión. Chuy Villarreal le sube el volumen al antojo como pocos.