En Art Basel vendieron un par de plátanos pegados a la pared con cinta adhesiva por $120 mil USD

La absurda obra fue creada por Maurizio Cattelan

diciembre 9, 2019

En Art Basel vendieron un par de plátanos pegados a la pared con cinta adhesiva por $120 mil USD

Foto:

Genuinamente amo el arte conceptual. Aprecio las capas: ser forzado a ver no solo lo que el artista quiere que veas, también pensar la forma en que un artista quiere que pienses. También aprecio que no sea del gusto de todos: estos trabajos pueden parecer ridículos, estúpidos o incluso completamente flojos. Eso ha sido evidente desde los primeros días cuando Marcel Duchamp rebautizó un urinal como Fountain y lo presentó como arte en 1917. Más de 100 años después, los artistas siguen caminando esa delgada línea. No busques más, Art Basel en Miami Beach, donde dos plátanos pegados a una pared se han vendido por más de $100,000 dólares cada uno.

En términos literales, Comedian —título de la obra— es exactamente lo que parece: un plátano ordinario pegado a una pared blanca común con una sola tira de cinta adhesiva gris. Probablemente podrías recrearlo en tu hogar ahora mismo (suponiendo que no hayas comido todos tus plátanos). Pero (probablemente) no eres Maurizio Cattelan, un artista italiano conocido por sus obras absurdas como una escultura del Papa Juan Pablo II golpeado por un meteorito y un inodoro funcional hecho de oro macizo llamado America. Ambas piezas valen millones de dólares, por lo que probablemente no sea sorprendente que los amantes del arte estén buscando obras más costeables de Cattelan para agregar a su colección.

Sin embargo, Cattelan se ha tardado en sacar nuevas obras ultimamente —incluso dijo que se iba a retirar en 2011 antes de volver en 2016— y The Art Newspaper reporta que Comedian es la primer pieza que el artista presenta en una feria de arte en más de 15 años.  Como tal la primera iteración de Comedian se vendió enseguida el miércoles por 120 mil dólares ($2,306,245 MXN). En una jugada cómica (y lucrativa), Cattelan creó una segunda “edición” de este plátano —que se vendió por el mismo precio solo dos horas y 15 minutos después—. “Mauricio en verdad está de vuelta,” proclamó el vendedor de arte Emmanuel Perrotin al periódico.

Por supuesto, este arte es más que solamente tomar el dinero de las personas —al menos en teoría— y según la galería de Perrotin, donde la banana estaba montada, Comedian “ofrece introspección a la forma en que asignamos valor y que tipo de objetos valoramos.” Ok, quizás se trate de tomar el dinero de las personas —y se trata de una broma—. Supuestamente, elegir la pieza fue parte del proceso, intentar encontrar una figura que fuera al mismo tiempo los suficientemente significativa para probar que el plátano es arte pero también que no fuera completamente demente.

Y aparentemente, Cattelan sí pensó mucho en cómo tomaría el dinero de las personas. “Realizó varios modelos: primero de resina, después de bronce y pintado de bronce antes de volver a la idea inicial de un plátano real,” añadió la galería. El artista comentó en Artnet News, “A donde sea que viajaba ponía este plátano en la pared. No podía descifrar cómo terminarla… al final, un día me desperté y dije ‘el plátano tiene que ser un plátano’.”

Vale la pena destacar que la galería también declaró que no tiene un plan sobre qué sucederá si los plátanos se deterioran, solo que, “Si el plátano se pudre, se tomará una decisión al respecto en ese momento.” Para ser justos con el plátano, se podría tener un sentimiento similar con cualquier pieza de arte —aunque es menos probable que un Van Gogh le salga moho—. 

Mientras tanto, aparentemente existe una tercera edición de Comedian. Sin embargo, Cattelan y Perrotin han reportado que este plátano final irá al lugar donde pertenece. No, no el mercado. En un museo, por supuesto. Costo: $150,000 dólares.

*Actualización 9 de diciembre 2019

En un giro aún más absurdo, otro artista —David Datuna— entró a la galería y se comió el plátano que colgaba de la pared en un acto que nombró Starving Artist, la galería aún no define si el artista deberá pagar los $120,000 dólares que costaba la obra (y que además ya estaba vendida).

https://www.instagram.com/p/B5yIFp2hyE-/

Artículos relacionados