¿Qué es la jericalla y de dónde viene?

Todo lo que debes saber sobre la jericalla, uno de los postres mexicanos con más historia.

Como muchos platillos mexicanos, la jericalla es un postre que retrata la mezcla cultural que dejó la conquista española, combinando ingredientes europeos con mexicanos.

Es un postre típico de la ciudad de Guadalajara, hecho a base de leche, huevos, vainilla, canela y azúcar. Muchas personas suelen confundirlo con la natilla o flan europeo y, aunque a simple vista pueden parecer lo mismo, la gran diferencia está en la consistencia que brinda una sensación más ligera a la boca y el delicioso sabor a leche quemada que otorga su costra superior.

También te puede interesar: Conoce la historia de la tarte tatin

Es importante resaltar que la receta original no lleva fécula ni harinas para espesarla, solo yemas de huevo o huevos enteros, además se realiza con leche entera y canela, pues una de sus características es que está hecha con puros ingredientes naturales.  

De dónde viene la jericalla

La fecha exacta en la que se creó es un misterio, lo único que se sabe es que desde el siglo XVIII se prepara y consume en Guadalajara.

La historia más conocida y aceptada sobre su creación es la que cuenta que fue creada por la monja Jenara Caracalla que cocinaba para los niños huérfanos del Hospicio Cabañas, ubicado en el barrio de San Juan de Dios, en Guadalajara.

También te puede interesar: Esta es la historia de la pozolería más antigua de México

Foto: Daria-shevtsova / Pexels

La monja quería preparar un postre francés, pero le cambió algunos ingredientes para que fuera más nutritivo para los niños, se entretuvo y los olvidó más tiempo en el horno, al sacarlos notó que se les formó una corteza quemada en la parte superior, por suerte al probarlo notó que esto le dió un delicioso sabor a leche quemada y decidió servirlo a los niños, fue todo un éxito y entonces la receta comenzó a extenderse por las diferentes regiones de Guadalajara y todo México.

En cuanto al nombre del platillo existen dos versiones, la primera dice que es una derivación del nombre de la monja Jenara y otra más indica que en realidad la palabra jericalla surgió por el pueblo Jérica, ubicado en la comunidad de Valencia en la comarca de España, lugar en el que nació la religiosa que lo inventó.

Síguenos en Google News para mantenerte informado