Prepara el mejor guacamole con estos consejos prácticos

Nuestra versión favorita tiene un toque de aceite de oliva y aguacates en su punto.
guacamole

Cada familia tiene su propia versión de guacamole. Los hay molidos, picados, con crema, con un toque de chile chipotle y otros con consistencia de salsa. Realmente no hay reglas, con jitomate, aguacate, cebolla, limón, chile y sal hay montones de posibilidades.

A mí me gusta preparar el guacamole en cubos, para que tenga extura y consistencia. Primero me aseguro que el aguacate esté en su punto —ni muy verde y ni muy maduro— luego le quito el hueso y con una cuchara saco las dos mitades completas (sin romperlas, de preferencia) y las corto en cubos medianos. Utilizo aproximadamente 4 aguacates para 3 personas. Luego corto 3 jitomates bola en cubos medianos y los integro en un bowl grande junto con el aguacate. Corto en rodajas muy delgadas 3 chiles cuaresmeños (pueden ser con o sin semilla, a su gusto) y los añado al bowl.

Lee gratis nuestra edición de junio y julio digital

Además agrego 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen, que hacen la mezcla mucho más untuosa. Para evitar que se se oscurezca le pongo medio jugo de limón amarillo. Una cucharadita de sal de mar y pimienta negra molida.

En realidad no hay mucha ciencia detrás de este guacamole, pero el secreto es usar muy buenos ingredientes para conseguir el mejor resultado.