¿Por qué el fondant es odiado por tantos?

¿El fondant hace que un pastel se vea bonito a expensas de su sabor?
pastel, fondant

Uno de los usuarios dentro de un foro llamado “¿Por qué a la gente no le gusta el fondant?” en Reddit escribió lo siguiente: “Usarlo es exactamente como decorar un pastel con plastilina Play-doh. Es comestible porque no es tóxico.” Lo curioso es que la gran mayoría estaba de acuerdo con ese statement.

También te puede interesar: 12 postres que amamos en el 2019

¿Qué es el fondant?

El fondant es una pasta hecha de agua, gelatina, glicerina, mantequilla y mucha azúcar glass. Puede hacerse en casa o comprarse en tiendas de repostería. La mezcla de azúcar se conoce desde hace mucho tiempo, pero en los últimos años ha estado más presente gracias al crecimiento exponencial de los cupcakes. Su textura es elástica, muy similar a la de una plastilina y se utiliza para cubrir pasteles o hacer figurines. El término proviene del francés y significa “que se funde o derrite” 

También te puede interesar: Tips para sobrevivir en el mundo de la pastelería y panadería

Es un tipo de glaseado muy exigente

La masa tiene algunas ventajas: se ve bien, es fotogénica y se conserva fresca por varios días. Pero la realidad es que la preparación hace que un pastel se vea bonito a expensas de su sabor. Estarías agregando más azúcar a un postre que por naturaleza ya es dulce.

El fondant es un topping pesado. Para soportarlo, el interior del pastel tiene que ser más firme, reemplazando a los de textura esponjosa o que llevan almíbar y esta no siempre es una textura agradable.

Las recetas frías como tartas de queso o las que llevan crema pastelera o crema montada no son aptas para fondant ya que la humedad es su enemigo número uno. El exterior perderá su textura original y se volverá gomosa. El fondant tampoco es amigable con el calor. Cuando la tarta se deja en el exterior y se expone a temperatura media o alta el exterior puede ablandarse y hasta derretirse. Lo mejor es evitar los cambios bruscos de temperatura.

Entonces, el fondant se ve muy bien, pero no más. No es una capa que aporte sabor al pastel ni ayude a mejorar su textura. Simplemente hay que saber elegir nuestras batallas. Para nosotros, siempre será más importante el sabor, ustedes ¿qué prefieren?