El 2020 ha sido crucial para el restaurante Pinche Gringo BBQ, durante los primeros tres meses, el 45% de su ganancia se centró en eventos privados y la última semana de marzo dio un giro inesperado; las ventas cayeron un 80% ante la llegada del Covid-19 a México.

Para mayo, los servicios de entrega a domicilio (Rappi, Uber Eats, Didi Food) representaron el 60% de las ventas, actualmente estos canales abarcan el 8% de su venta total.

En medio de la pandemia de Covid-19 lanzaron su campaña Stay at Pinche Home Festival y abrieron cuatro ‘cocinas fantasmas’ de 20 m2, ubicadas en lugares estratégicos como Coyoacán, San Ángel, Satélite y Santa Fe.

Actualmente Pinche Gringo BBQ cuenta con dos sucursales físicas y las ‘cocinas fantasmas’, que emplean en total a 80 trabajadores, donde la cadena mantuvo a todo su personal intacto, a pesar de las complicaciones económicas.

“Cancelamos algunas suscripciones, bajamos el costo de servicios y algunas cosas para poder continuar con el equipo que tenemos“, explicó Dan DeFossey, CEO de Pinche Gringo BBQ, en una entrevista para Forbes México.

Para 2021, la cadena restaurantera planea lanzar su línea de carne congelada al alto vacío, previamente ahumada 14 horas, preparada al estilo Pinche Gringo BBQ y con caducidad de hasta un año.

De igual forma, lanzará una línea de mezcal proveniente de San Luis Potosí, que busca exportar fuera del país para compartir la ‘fiesta de México’ a todo el mundo.

“Hoy recibimos después de una pelea de cinco años nuestra marca registrada para Pinche Mezcal y esperamos el próximo año para venderlo, agregó el CEO de Pinche Gringo BBQ.

Sin embargo, continuará apostando por su proyecto principal, Pinche Gringo BBQ, al mejorar la oferta de alimentos así como su servicio a domicilio, además de abrir nuevamente al Pinche Bar, con las clásicas Jazz Nights, Drag Queen Bingo y deportes americanos.

“Cada semana en los últimos tres meses fue mejor que la semana anterior porque tenemos un gran enfoque en nuestro nuevo producto, el servicio para llevar y la gente quiere que regresemos a nuestra sucursal”, explicó Dan DeFossey.

*Nota originalmente publicada en Forbes México.