Pia León es la chef más joven en recibir el Latin America Best Female Chef, de manos de Latin America’s 50 Best Restaurants. 

También te puede interesar: Mujeres al poder: Malena Martinez

Esta mujer peruana creció y aprendió mucho de la mano de Virgilio en Central. Hoy ella es la que lleva las riendas de su propio lugar: Kjolle. En este restaurante la prioridad es cocinar con respeto absoluto a los ingredientes de temporada (como verduras, flores y hierbas locales), eso sí, dándole su toque especial.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por kjolle (@kjollerest) el

Ahora León tiene en sus manos una gran responsabilidad, no sólo por ser un ejemplo para las futuras generaciones de cocineros, sino, porque uno de sus más grandes objetivos es reflejar toda la diversidad de alimentos de Perú.

Este reconocimiento no es solo a su cocina, también toca temas de equidad de género en la cocina y ayuda a que cada vez más mujeres se abran paso en la cocina.

“Considero que en una cocina, tanto hombres como mujeres son iguales, tienen las mismas posibilidades…depende mucho de cada quién y hacia dónde quiere llegar”

En los últimos años en Perú la cantidad de mujeres en la cocinas ha incrementado y se ha equilibrado cada vez más. Tanto en Central como en Kjolle, el equipo está bien equilibrado, según nos cuenta la chef.

En ambos restaurantes, se utilizan ingredientes frescos, locales y de temporada, pero el uso que les dan es diferente. En Central se inspiran más en los ecosistemas y las alturas del Perú, mientras que en Kjolle se concentran en el producto y los sabores tropicales (costa y selva). Para la chef es importante integrar algo de cada lugar del Perú en un sólo plato.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Central (@centralrest) el

También te puede interesar: Mil de Virgilio Martinez, es una carta de amor a Moray

Virigilio, Malena (directora del grupo de investigación gastronómica de los restaurantes y hermana de Virgilio) y Pía son el dream team del momento y aportan muchas cosas a las cocinas de uno y de otro.

“Malena aporta el conocimiento y las ganas de investigar, Virgilio la constancia y determinación… y yo pues el liderazgo y alegría. siempre trato de mantener el bienestar de familia”.