Prepara un suave panqué de calabacita para el desayuno

Unta con un poco de mantequilla suave y tendrás el desayuno perfecto.
panqué de calabacita

Desde la irresistiblemente crujiente corteza de azúcar moreno hasta la miga perfectamente húmeda y suave, este panqué de calabacitas súper simple ofrece la máxima delicia para el desayuno. Salpicado de nueces y avena y perfumado con ralladura de naranja, canela y pimienta gorda, es un desayuno perfecto para llevar. Si quieres darte un capricho, haz lo que hacemos: unta con mantequilla y dale una tostada rápida en una sartén. Si tienes la suerte de tener sobras, córtalas en cubos, mézclalas con mantequilla y tuéstalas para usarlas como topping en el yogur o el helado.

  • Tiempo de preparación 15 min.
  • Tiempo total de preparación 2 hr. 25 min.
  • Porciones
    • 12 rebanadas

    Ingredientes

  • ½ taza de mantequilla con sal (110 gramos), ablandada, dividida
  • ¼ taza de azúcar moreno
  • 1 ½ tazas de harina para todo uso
  • 2 cucharaditas de canela molida
  • ½ cucharadita de sal kosher
  • ½ cucharadita de polvo para hornear
  • ¼ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • ¼ cucharadita de pimienta de gorda molida
  • 2 huevos grandes
  • 1 ¼ tazas de calabacitas ralladas sin pelar (1 calabacita grande)
  • 1 taza de azúcar granulada
  • ½ taza de aceite de canola
  • 1 ½ cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de ralladura de naranja (de 1 naranja)
  • ¾ de taza de nueces tostadas, picadas
  • ½ taza más 1 ½ cucharadas de avena común enrollada, dividida

    Pasos

  1. Precalienta el horno a 175º C. Engrasa un molde de pan de 22 x 12 cm con 2 cucharadas de mantequilla. Cubre el molde con azúcar moreno y retira el exceso. Mezcla la harina, canela, sal, polvo para hornear, bicarbonato de sodio y pimienta gorda en un tazón mediano; reserva.
  2. Bate los huevos en un bowl grande hasta que estén pálidos y espumosos. Agrega la calabacita rallada, el azúcar granulada, aceite, vainilla y ralladura de naranja, bate para combinar. Agrega la mezcla de harina y bate hasta que se incorpore. Añade las nueces y la ½ taza de avena. Vierte la masa en el molde preparado y suaviza la superficie. Esparce las 1 ½ cucharadas de avena.
  3. Hornea en el horno precalentado hasta que se torne dorado y al insertar un palillo al centro salga limpio, de 55 minutos a 1 hora. Enfría el pan en una rejilla de alambre por 15 minutos. Remueve el pan del molde y deja enfriar completamente en la rejilla, cerca de 1 hora. Corta en rebanadas y sirve con las 6 cucharadas restantes de mantequilla suave.