Nobu Los Cabos: diseño que mezcla gastronomía y lujo

Te contamos todo sobre Nobu Los Cabos, el resort que mezcla gastronomía, diseño y lujo y los espacios de descanso más confortables.
nobu

Una cosa es salir de vacaciones y otra, hacerlo con estilo. Nobu Los Cabos es un moderno y lujoso resort ubicado en Cabos San Lucas. El hotel abrió sus puertas en marzo de 2019 y gracias a su diseño, cocina exquisita y creatividad convierte la estadía en un sueño hecho realidad.

También puedes leer: Esto es lo que necesitas saber de nuestro Food & Wine Festival 2022

El concepto de Nobu nació gracias al talento culinario de Nobu Matsuhisa, quien en 1987 abrió su primer restaurante de especialidad japonesa. Tiempo después, gracias a la admiración por la comida, Robert De Niro se convirtió en accionista y junto a otros inversores lograron llevar el concepto a otras partes del mundo. Hoy hay un imperio vibrante de hoteles y restaurantes que comparten la filosofía Omotenashi, característica de Nobu, la cual remite al espíritu japonés del servicio y la hospitalidad, enfocado a hacer felices a los clientes. En este punto, hay que destacar que Nobu Los Cabos es el primer hotel de la cadena construido desde cero en América Latina, lo que nos hace aún más felices.

Foto: Cortesía

La propiedad se conforma por 200 habitaciones y suites, piscinas bien ubicadas para complacer a todos los huéspedes, spa, espacios para eventos, tiendas y puntos gastronómicos estratégicos. Hay un agradable contraste entre el paisaje desértico, las montañas y el mar.

También puedes leer: ¿Qué hacer en Las Vegas durante 48 horas?

El diseño es meticuloso, principalmente destacan los colores neutros y claros, y dialoga bien con detalles que se fusionan con el espíritu local mexicano. Desde la llegada, observamos un jardín zen minimalista y amplio que es la antesala de la calma, claridad y armonía que encontraremos al interior. La obra arquitectónica estuvo a cargo de las prestigiosas firmas Studio PCH, WATG.

Foto: Cortesía

Las líneas simples y los colores claros se combinan con el granito, la piedra caliza, la piedra local de Cabo y las maderas, para crear conexiones sutiles entre los huéspedes y el ambiente. Una manera fácil de entender el hotel es la dualidad que mantienen el exterior con el interior, pues por un lado la parte de afuera es extensa y llena de luz, mientras que el interior encierra pasillos con maderas y detalles cafés, que remiten más a la tranquilidad del descanso.

También puedes leer: 10 razones para hospedarte en el JW Marriott de Los Cabos

Los materiales brindan un ambiente lujoso al interior del hotel, que se combinan con técnicas japonesas de carpintería integradas en muebles a medida, donde quizá el punto más representativo se observa en las bañeras de teca, las puertas de los armarios y enrejados inspirados en el shoji —la puerta tradicional de arquitectura japonesa—, que funciona como divisor de las habitaciones y consiste en papel japonés traslúcido con un marco de madera.

Foto: Cortesía

La ubicación, orientación y el plan de construcción siguen un principio: los espacios tranquilos y cerrados conducen a vistas espectaculares, que ofrecen a los huéspedes maravillosas vistas del Pacífico y puestas de sol inolvidables. El logro de este hotel tiene que ver con la efectividad de sus sensaciones: no busca lo ostentoso, sino lo moderado; no contrasta, sino que armoniza, lo que provoca una verdadera sensación de descanso.

También puedes leer: 7 razones para hospedarte en Sunset World

Los detalles se cuidan también en la elección de los colores para las piscinas y la ambientación de la flora, pues por un lado, la parte derecha, nos lleva a Mar de Cortés, con colores claros, cactáceas y un ambiente desértico, mientras que el lado izquierdo del hotel alberga colores más oscuros, con suculentas y un clima más tropical, inspirado en el Pacífico mexicano.

Foto: Cortesía

Oferta culinaria

El sello del chef Nobu Matsuhisa se explota al máximo en la propiedad. Por supuesto, encontramos el restaurante Nobu, con el sello japonés del chef, donde te recomendamos el omakase maridado con el despliegue de sakes de la casa. Además, se encuentran opciones como Ardea, la más joven de las propuestas, liderada por el chef ejecutivo Paolo Della Corte, que ofrece desde hace un año alternativas de fuego y leña, con toques mediterráneos. La opción de mar, Pacific Restaurant, ofrece un abanico de comida de mar con toques de gastronomía mexicana, donde puedes encontrar una nutrida barra de mezcales y tequilas. Y para las opciones más casuales, están Playabar, un snack bar ubicado frente a la piscina principal, pensado para satisfacer hasta el más exigente paladar con preparaciones de primer nivel —prueba los chilaquiles con wagyu o los ostiones con caviar y trufa— y The Restaurant, el spot pensado para los desayunos, donde encontrarás alternativas saludables y consistentes —como jugos, pancakes y huevos benedictinos—.

También puedes leer: Hyatt Ziva Cancún un resort con una oferta gastronómica infinita

La magia de cada platillo de los restaurantes privilegia el uso de ingredientes locales, especialmente mariscos, aunque se integran alternativas internacionales para dar como resultado una propuesta gastronómica bien estructurada y de vanguardia.

Dirección: Polígono 1. Fracción D. Fraccionamiento Diamante, Los Cangrejos, Cabo San Lucas, B.C.S., México.

Para más información da clic aquí.