Las morillas son perfectas para tus pastas otoñales

Los llamados 'corales de la tierra', son un ingrediente cotizado y perfecto para tus pastas otoñales.

En el mundo de los ingredientes que se dan a desear están las morillas. Su sabor carnoso, terroso y un tanto especiado le valen sus casi $550 el kilo. Su aspecto es inconfundible: parecen pequeños corales en forma de campana que crecen en la superficie de los bosques (como en los del Estado de México o Michoacán) sobre todo en época de lluvias. Su paso por las mesas no es discreto: de septiembre a noviembre son el centro de atención de los grandes restaurantes.

También te puede interesar:La primera generación de Best New Chefs estará cocinando en Food & Wine Festival MX

¿Sabías que?

No debes comerlos crudos porque son altamente tóxicos. La forma correcta de prepararlos es dejarlos secar completamente y luego rehidratarlos.

Maridaje con vino

Pinot noir de la Borgoña cuando va en risottos.

Grenache mexicana, sin barrica, parapastas ligeras.

Rioja Crianza o una mezcla bordelesa para los platos más cárnicos.

También se conoce como

 Morcella, cagarrias, campanilla, hongo elotito, hongo mazorquita u hongo pancita.

¿Dónde se comen?

Maximo Bistrot

Es ya sabido que el menú del chef Eduardo García cambia todos los días pero es común encontrar platillos con morilla en temporada. Puede ir desde en un goloso mac and cheese hasta en una pasta rellena con costilla de res.  

Maison de Famille

Varios platillos del restaurante hacen uso de este carnoso hongo. Por ejemplo, el róbalo con risotto con morillas, vino blanco y fumet de pescado.

Il becco

De la elegante cocina de este lugar italiano salen platos como el taglliatele bañado en un denso ragú de morillas.