Conocemos los nombres de los chefs detrás de los mejores restaurantes del mundo – por ejemplo René Redzepi y Alain Ducasse. Sabemos que son algunas de las mentes culinarias más talentosas y dedicadas en el planeta. Y también sabemos que recibir una estrella Michelin – aunque sea solo una – es una bendición para un chef y su restaurante, y una casi garantía de que serás historia por tu destreza.

¿Cuál es la mentalidad, el día a día, de un chef que ha conseguido esa codiciada meta? Un nuevo documental, llamado Michelin Stars, Tales From The Kitchen busca contar esta historia.

El documental del cineasta danés Rasmus Dinesen, que se estrenó el pasado 23 de septiembre en el Festival de Cine Internacional de San Sebastián, sigue a 15 chefs ganadores de estrellas Michelin por un periodo de dos años, incluyendo a Alain Ducasse, Daniel Humm, René Redzepi, Andoni Aduriz, Yoshihiro Narisawa, Victor Arquinzoniz, y Guy Savoy, considerados los mejores chefs del mundo. La descripción dice que espera exponer tanto la “grandeza como las fallas de la Guía Michelin,” y llegar a un “entendimiento realista de la vida detrás de las escenas a menudo editadas” de la industria restaurantera.

La cultura pop está teniendo un momento de obsesión con los chefs – piensa en la popular serie de Netflix Chef’s Table, que muestra algunos de los hombres y mujeres más realizados del mundo sentándose a explicar el método detrás de su loca obsesión con la cocina, o con Parts Unknown de Anthony Bourdain, que muestra al alguna vez chef haciendo equipo con su amigo Eric Ripert – mente maestra de Le Bernardin – viajando por el mundo y probando cocinas nuevas. Las audiencias quieren adentrarse en las cabezas de estas personas, quienes son indiscutiblemente los mejores en su campo.

Es por ello que Michelin Stars será un buen conjunto de conocimiento, e incluso nos da una vista íntima de los pensamientos más profundos de los destacados chefs – en el tráiler incluso Daniel Humm, detrás de Eleven Madison Park que fue votado como el mejor restaurante del mundo éste año, admite “Tres estrellas Michelin, es algo que ni siquiera intentas soñar.”