Los tater tots se inventaron para aprovechar los sobrantes de las papas

Nunca nos cansaremos de los trocitos de papa condimentados y fritos.

De acuerdo al diario South Florida Reporter solo en Estados Unidos se consumen 35,000 toneladas de tater tots por año. ¿Qué hace especiales a estas bolitas crujientes de no más de 2 centímetros?

Descarga nuestra edición de verano aquí

De dónde vienen

Nephi Grigg y Golden Grigg eran dos hermanos dedicados al campo que hipotecaron su granja a cambio de una planta de congelación al noreste de Oregón. Durante esa época el futuro de la comida norteamericana estaba en los productos congelados.

Para 1951 su compañía se había convertido en el mayor distribuidor de maíz en Estados Unidos pero los hermanos Grigg querían entrar al mundo de las papas fritas. Solo había un problema. La maquina con la que contaban no separaba los sobrantes y eso generaba un tremendo desperdicio. Entonces se las ingeniaron para cocinarlos. Blanquearon los restos, formaron bolitas, las cocinaron en aceite y las congelaron sin saber que habían creado el producto más exitoso de su marca. Un año después, Nephi introdujo su invento en la Convención Nacional de la Papa en el hotel Fontainebleau en Miami Beach.

Este snack es tan popular en Inglaterra y Estados Unidos que además de servirlo en cantinas, bares deportivos y restaurantes se venden congelados en los supermercados. En México puedes encontrarlos en Mr Blanco’s, Sliders o Tramici. Otros restaurantes se inspiran en la forma redonda y pequeña de los tater tots y crean sus propias versiones como los cauliflower tots que llevan un poco de trufa y queso parmesano.

Si te quedaste con ganas de más checa este libro que cuenta con 50 recetas de tater tots que puedes servir como entrada, con jalapeño poppers o hasta churros para el postre.