De acuerdo con una letanía de estudios, hay una gran cantidad de beneficios para hacer del café su bebida de elección: puede mantener al hígado en su mejor forma, darte un impulso y hasta ayudarte a vivir más tiempo. Y una nueva investigación sugiere que cuanto más café consumas, menor es el riesgo de muerte (a edad temprana).

El estudio de 10 años de duración, parte del proyecto del Seguimiento de la Universidad de Navarra en Pamplona, ​​hizo que cerca de 20,000 residentes de mediana edad del Mediterráneo completaran un cuestionario de frecuencia alimentaria destinado a comprender el consumo de café de cada participante, el estilo de vida y las características sociodemográficas, mediciones antropométricas y condiciones de salud anteriores.

Durante los diez años posteriores, los investigadores realizaron un seguimiento con cada participante una vez al año, averiguando la mortalidad de los propios participantes o, en caso de fallecimiento, de sus familiares, autoridades y el Índice Nacional de Muertes de España. Con esa información, los investigadores podían estimar la probabilidad de muerte en relación con el consumo total de café de referencia.

En total, 337 participantes murieron a lo largo del estudio, pero los investigadores determinaron, por medio de los que permanecieron vivos, que lo que bebían cerca de 4 tazas diarias tenían un 64% menos riesgo de mortalidad que los participantes que rara vez o nunca bebían café. Es más, los participantes que agregaron otras dos tazas de café al día a sus dietas -por un total de seis tazas- fueron capaces de reducir su riesgo de mortalidad por todas las causas en otro 22 por ciento.

“Nuestros resultados sugieren que beber cuatro tazas de café cada día puede ser parte de una dieta saludable en personas sanas”, concluyó la investigadora principal Adela Navarro, M.D.

Como ya mencionamos arriba, estudios previos han mostrado que el simple hecho de tomar café puede extender tu periodo de vida. En una investigación, los participantes que tomaron de una a seis tazas a la semana también mostraron vivir más. Este nuevo estudio parece corroborar estos hallazgos al sugerir que en realidad de cuatro a seis tazas diarias de café marcaron más impacto.

Pero, si no te gusta el café, hay otras formas relacionadas con los alimentos que te ayudarán a incrementar su esperanza de vida. comer al menos 10 gramos de nueces al día puede disminuir tu riesgo de mortalidad, de acuerdo con otro estudio. Otra investigación sugiere que olor tus alimentos antes de comerlos también influye en tu esperanza de vida. (Restringir tu consumo de calorías también puede darte unos años extra, pero eso no suena divertido.) Además, otro estudio mostró que mientras más vegetales consumas, vivirás por más tiempo. Y de acuerdo con otro reporte, reducir un poco tu consumo de lácteos tampoco te hace daño, así que en lugar de un latte, haz que sea un espresso.