Hace tan solo 30 años la mayoría de los restaurantes en México tenían una carta de tipo internacional: lo mismo había pasta, paella, hamburguesas y cortes. En estos restaurantes no existía oferta de buenos vinos ya que todo se acompañaba bien con una “cuba libre”, un París de noche o una margarita. Poco después las cocinas se empezaron a especializar y aparecieron bistrós franceses, mesones españoles, churrasquerías argentinas o brasileñas. Surgió entonces la necesidad de armonizar la comida con la bebida.

En este marco llegó Harry’s Prime Steakhouse & Raw Bar, introduciendo el concepto fine dining en México, con una propuesta innovadora de ingredientes de la más alta calidad a nivel mundial, un concepto de presentación de platillos totalmente innovador y un servicio inigualable, característico de Grupo Anderson’s. Es así que Harry’s cambió la industria gastronómica de México, obligando al resto de los restaurantes del país a elevar sus estándares de calidad y servicio, para poder competir contra el gigante de la cocina.

Basta un ejemplo: los productos de más reciente debut en la carta incluyen carne Kobe certificada, considerada la mejor del mundo, con un sabor peculiar e inigualable que armoniza con un buen Cabernet Sauvignon, y el tan cotizado Camarón Gigante U2, de textura firme y sabor a mantequilla que va muy bien con un delicado Chardonnay y la Langosta Bogavante de Maine.

Al contar con un menú de clase mundial, la consecuencia natural fue crear una cava que se conjugara a la perfección con la excelente cocina. Dicha ingeniería quedó a cargo del Sommelier Andrés Amor, quien comenta que actualmente la cava de Harry’s es una de las mejores de México, compleja y ecléctica, enalteciendo la degustación de un menú especializado en cortes de la mas alta calidad y mariscos de todo el mundo.

Ahora en la cava de Harry’s encontramos selecciones ultra premium de champagne, prosecco y cava para el Raw Bar. Para las carnes y otros platillos hay espectaculares propuestas de tintos franceses, italianos, argentinos, estadounidenses y australianos, también están los mexicanos clásicos y novedades como los vinos producidos en Australia por vinicultores mexicanos.

Además, Harry’s no solo ofrece vinos de grandes casas vitivinícolas, también tiene vinos de bodegas boutique, etiquetas muy reconocidas y de calidad muy alta. Aunque lo más importante, comenta Amor, es que los vinos de la cava de Harry’s cuentan historias de familias que por generaciones se han dedicado a observar el cielo, entender la tierra y acariciar sus frutos, creando verdaderas joyas que adornan los exquisitos platillos de Harry’s.

Sin embargo, una opción a la cava para acompañar una refinada cena es la nueva mixología con la firma creativa de Harry’s, que incluye los mejores vodkas, rones, whiskeys, ginebras, mezcales y tequilas en mezclas asombrosas e infusiones con especias y licores dulces.

El resultado, como es lo usual en Harry’s, es una maravillosa velada que siempre queremos repetir ya sea en Cancún, Playa del Carmen, Acapulco o en las dos sucursales de Ciudad de México; Masaryk y Santa Fe.