El Santuario: Conecta con el lado espiritual en Valle de Bravo

El Santuario es el lugar al que debes venir si necesitas un retiro espiritual rodeado de naturaleza.
El-Santuario-Valle-de-Bravo

En Valle de Bravo todos conocen El Santuario, en primer lugar porque es el único hotel de la zona con acceso directo al lago y, después, por la arquitectura fuera de serie “revelada” en sueños al fundador Michel Domit. Si, como yo, te preguntas cómo nació este lugar y cómo es que se manifestó esta revelación, te comparto la anécdota.

También puedes leer: Deportados BBQ: comida golosa en Valle de Bravo

En 1989, el fundador de El Santuario Michel Domit, empresario, diseñador, escritor y heredero del imperio de zapatos de su padre, pasaba por un momento oscuro y de mala suerte en los negocios, cuando uno de sus amigos le dijo que estaban vendiendo una montaña en Valle de Bravo; pero él no hizo mucho caso. Sin embargo, a los pocos días soñó con su padre, quien falleció cuando Michel tenía 12 años: en su sueño le dijo que debía comprar la montaña porque así iba a hacer mucho dinero.

El-Santuario
Foto: Cortesía

A pesar de las deudas que tenía en ese momento y de la poca fe que tenía en el proyecto, hizo caso. Movió cielo, mar y tierra para comprarla. Y aunque al principio fue muy difícil lograr su objetivo, poco a poco las cosas se acomodaron. Primero decidió hacer una serie de meditaciones con chamanes para pedir permiso a la montaña para construir, en primer lugar, un hotel y después, un fraccionamiento habitacional. Hoy, El Santuario, más que un hotel, es un retiro espiritual construido en la montaña de la premonición. Con una arquitectura ecléctica, alberga 64 suites dispuestas en cascada edificadas como recreación de los hexagramas del I Ching y, según Domit —la mente maestra—, simbolizan las 64 permutaciones posibles del libro sagrado chino.

También puedes leer: Experiencias gastronómicas al aire libre muy cerca de la CDMX

La decoración del hotel es rústica, principalmente con detalles en madera y arte mexicano. El Santuario está lleno de alegorías; por ejemplo, el cisne enclavado a la mitad del patio, que se propone como guía espiritual durante la estancia. Hay algunas esculturas surrealistas, un espejo de agua que “refleja el alma de quien se mira en él”, las escaleras piano, “que te hacen sentir aquí y ahora”; un spa, un restaurante, una capilla, un temazcal y un espacio dedicado a la meditación y fortalecimiento físico. Cada habitación tiene un jacuzzi propio y vista al lago, ofrecen experiencias centradas en el desarrollo holístico, como clases de yoga, taichi, sauna y vapor, aunque los visitantes suelen venir sobre todo por las actividades en el spa guiadas por Lourdes Garcen, que incluyen masajes, faciales, tratamientos corporales, terapias espirituales, sonoterapia y temazcales.

El-Santuario3
Foto: Cortesía

Asimismo, otro gran atractivo de El Santuario es el restaurante Na-ha, a cargo del chef Alejandro Zuno, el cual ofrece experiencias como cenas ayurvédicas, comida en la mesa del chef, clases de cocina, coctelería en la alberca, catas de vino, además del brunch dominical en formato bufette, que está abierto a huéspedes y público en general.

Carretera a Colorines Km 4.5, San Gaspar del Lago, Valle de Bravo.
Ig: @elsantuariovalle

Síguenos en: Facebook / Twitter / Instagram / TikTok / Pinterest