Cualquier ingrediente frito correctamente puede ser la gloria. Puedes freír casi todo: oreos, twinkies, verduras, carne, pescado, papa, tortillas, helado, mantequilla. Pero si has freído por lo menos verduras, te darás cuenta que no es tarea sencilla, ya que pueden quedar muy suaves o crudas.

Recuerda que el proceso empieza desde que eliges el aceite. Una buena opción es usar el de canola o cacahuate por su alta resistencia al calor y su sabor neutral.

También te puede interesar: Esta mujer de 100 años asegura que comer papas fritas y cerveza es el secreto de la longevidad

Aquí los cinco tips para volverte un experto en freír:

1. Utiliza una olla grande y antiadherente

Muchas veces caemos en el error de usar sartenes y ollas muy pequeñas, esto además de peligroso, provocará que se peguen las cosas y que la cocción no sea pareja. Procura utilizar olla de teflón antiadherente, de esta manera te olvidarás de problemas.

2. Suficiente aceite

Sé generoso, utilizar suficiente hará que tus productos frían mejor y más rápido.

3. Alta Temperatura

Esta es una regla de oro.  Siempre pre-calienta el aceite. Puedes probar introduciendo algún ingrediente para verificar la temperatura. Si tienes un termómetro especializado checa que la temperatura oscile entre los 150ºC y los 175ºC.

4. No llenes mucho el sartén

Sí, sabemos que te urge terminar rápido para probar las deliciosas frituras, pero recuerda que la cocina es de paciencia y tiempo. Trata de no poner más de 4 o 6 cosas a la vez, de esta manera hay espacio para moverlas y que se doren bien.

5. Si son papas se fríen 2 veces

Ya sean papas a la francesa o camotes, lo mejor es que se frían dos veces (checa el tip completo aquí) de esta manera tendrás papas crujientes y doradas.

Pro tip:

Cuela y reutiliza el aceite de las papas. Si es pescado olvídalo, no lo guardes, pero si freíste algo tan noble como las papas puedes reservarlo en un mason jar y utilizarlo una vez más.

Y recuerda… las frituras se sirven calientes y al momento.