Un estudio de Society for Neuroscience reveló que debido a su bajo costo y alto contenido azucarado, el ser humano  consume mucho más las Oreo que cualquier otro tipo de snack. Su combinación de grasa y azúcar provoca un efecto placebo en el cerebro, que hace que no puedas dejar de comerlas.

oreos
Wikimedia Commons

También te puede interesar: 6 pasos para hacer las chocochips perfectas

Cuando el grupo de neurocientíficos hizo el experimento de ver la reacción de las ratas ante la galleta el resultado los sorprendió. Les dieron galletas de arroz y una Oreo, pero obviamente las ratas prefirieron el relleno azucarado antes que cualquier otra cosa. Posteriormente les pusieron una prueba de cocaína, morfina y relleno de galleta, la reacción a cada sustancia resultó bastante similar. Se concluyó que las tres causan un efecto placebo en los roedores, de igual manera que en los seres humanos.

Mundialmente conocidas por su relleno blanco y la galleta oscura que lo protege, las Oreo han tenido alrededor de 400 sabores de relleno, entre ellos: ponche, crema de cacahuate, algodón de azúcar, sandía y limón.

Originalmente estas famosas galletas era elaboradas con manteca de cerdo. Pero tiempo después se pudieron considerar vegetarianas, gracias a que la receta se comenzó a elaborar con harina enriquecida, aceite de canola, cocoa, concentrado de jarabe de fructosa de maíz, maicena, sal y lecitina de soya.