A 75 años de su apertura, los Bisquets Obregón le hacen frente a la pandemia

Bisquets Obregón es un clásico de las familias mexicanas gracias la comida casera mexicana, el café lechero y el pan horneado diariamente.
biscuit, bisquets obregon

Hay pocos lugares que han pasado de generación en generación y que, además, se precian de ser conocidos por la gran mayoría. Tal es el caso de Bisquets Obregón, una franquicia que comenzó su camino hace 75 años en México en la calle de —¿quién lo diría?— Álvaro Obregón 60, en la colonia Roma.

Los orígenes de esta empresa familiar se remontan a 1945, cuando un joven llamado Miguel Ángel fue invitado por su tío don Isidro a trabajar en “La Perla de Oriente”, un pequeño restaurante-café que abrió sus puertas un 29 de septiembre. Este joven después se convirtió en el pilar de este restaurante. Instauró procesos e implementó una estructura ordenada en la operación del restaurante.

Sin embargo, además del orden y la uniformidad, hubo otro factor que conquistó los paladares de los transeúntes: los bisquets recién horneados que se podían encontrar diariamente. Y además de los panecillos ofrecían café con leche o lechero, una danza de concentrado de café al fondo de un vaso de vidrio, con un chorro de leche caliente que se entrega gustoso pendiendo de una jarrita.

El éxito de esta franquicia no es un secreto. Se fueron expandiendo con otros locales en la Roma, hasta que los hijos de Don Miguel Ángel estudiaron la manera de crear un concepto de franquicias, y así fue como llegaron a Cancún, Quintana Roo en 1995. De ahí se han aventurado en Monterrey, Mérida, Guadalajara, Chiapas, Tabasco y Veracruz, entre otros estados de la República Mexicana.

¿Qué los identifica?

Además de un servicio ágil en la mayoría de las sucursales, Bisquets Obregón es un clásico de las familias mexicanas debido a su oferta de comida casera mexicana a base de recetas tradicionales.

¿Cómo se enfrentan a la pandemia?

Desde que inició la pandemia por el Covid-19, siguieron las medidas sanitarias recomendadas por las autoridades. A pesar de que algunas sucursales han cerrado sus puertas definitivamente, luego de la reapertura del resto de restaurantes han mantenido medidas estrictas, han fomentado el delivery y el servicio de pick up.

“Queremos que nuestros clientes visiten las distintas sucursales de Bisquets Obregón con plena confianza. Siempre nos hemos caracterizado por mantener estrictos protocolos de higiene para cuidar a nuestros clientes y al personal que trabaja en las sucursales, tanto en los procesos de elaboración de alimentos, como en el piso de venta”.

Mauricio Mier, responsable del área de Comunicación Institucional de la cadena de restaurantes Bisquets Obregón

Algunas de las medidas que han tomado y se han vuelto el pan nuestro de cada día son: aforo limitado, pisos marcados, monitoreo de temperatura, distancia de 1.5 metros entre los clientes, servicio de sanitización cada hora por método de aspersión, sesiones de limpieza y desinfección prolongada en techos, paredes y áreas comunes, gel antibacterial, desinfección de zapatos, uso de cubrebocas, careta y guantes para todos los empleados, así como implementación de código QR para el despliegue de menús.

¿Cómo celebran sus 75 años?

Organizaron una comida virtual el 29 de septiembre, día que además asentaron como el Día del Bisquet en todas sus sucursales (y aseguran que se repetirá cada año) para celebrar su fundación. Crearon paquetes por su aniversario que ofrecen comida desde $75 y cenas desde $65 (que estarán vigentes hasta el 16 de octubre) y agradecieron a toda la comunidad por su fidelidad.