Dos famosos chefs alguna vez tuvieron un gran debate televisivo: en un episodio de la serie de PBS Julia & Jacques Cooking At Home, Julia Child insistía en lavar el pollo antes de tostarlo, pero su co-presentador, Jacques Pepin, no estuvo de acuerdo y afirmó que: ” el calor del horno mata todos los gérmenes “.

Ese debate fue resucitado anoche en otro programa de televisión, Cook Like A Pro de Food Network, donde la chef Ina Garten se puso de parte de Pepin (nuestras disculpas a Julia Child.)

En el episodio, mientras la famosa Barefoot Contessa prepara un pollo entero, vuelve a contar el gran debate sobre esta ave y afirma que no hay necesidad de lavarlo antes de colocarlo en el horno. De hecho, la ciencia está de su lado: lavar un pollo en realidad puede incrementar, en lugar de reducir, las bacterias dañinas del ave.

El episodio de pollo en Cook Like A Pro también está lleno de otros consejos útiles referidos a esta proteína. Garten camina a través de los espectadores preparando un pollo asado con rábanos y desmenuza una pechuga para la clásica ensalada Waldorf. Además, Garten también comparte un giro actualizado sobre su mousse de hígado de pollo con trufa, un plato que hace desde la década de 1970.

Más allá de aconsejar no enjuagar tu proteína, Garten revela que los pollos más jugosos, a menudo son los más pequeños, cuando seleccionas tu pollo en la tienda, intenta comprar uno que pese cinco libras o menos. ¿Por qué? “Son un poco más tiernos, y si pesan más de cinco libras, tienden a no tostarse tan fácilmente”, comparte Garten.

Cuando se trata de seleccionar pollo para ensaladas, Garten dice que con frecuencia utiliza pechugas con piel y sin hueso. Para comprar las mejores pechugas,  Garten aconseja que busques un par que tenga casi el mismo tamaño. Esto ayuda a garantizar que se cocinen de manera más pareja y que terminen de cocerse más o menos al mismo tiempo.