El mexicano se caracteriza por ser sumamente ingenioso cuando de comida se trata y lo ha demostrado en las diferentes versiones de sándwiches y tortas que ha creado, como: las tortas de tamal, las de chilaquil y tortas ahogadas.

Nos dimos a la tarea de investigar cuales son los 10 emparedados más icónicos de México y este es el resultado:

Cemitas

Las cemitas son típicas del estado de Puebla, pero son de descendencia española. Originalmente se elaboraban con un bizcocho de sal, que era largo y duro. Hoy las cemitas se comen en casi todos los mercado de Puebla, donde las preparan con una generosa porción de milanesa, queso de hebra, aguacate y pápalo quelite.

Torta de Milanesa

Aunque no es muy claro su origen, la torta de milanesa se ha convertido en uno de los platillos favoritos del mexicano y se come casi en cualquier esquina. Tradicionalmente lleva: pan bolillo, milanesa, quesillo, aguacate y chile chipotle.

Guajolota

Esta es la prueba de que el mexicano puede crear cualquier cosa que se le antoje. Este extraño (pero delicioso) invento lleva un tamal como relleno y bolillo fresco como coraza. Muy temprano por la mañana puedes escuchar al tamalero anunciando la llegada del desayuno favorito de todos los estudiantes y Godínez.

Tecolota

La tecolota es la prima-hermana de la guajolota. Misma idea, diferente relleno: chilaquiles. En la CDMX, incluso hay una esquina dedicada a ofrecer esta maravillosa torta a la cual le puedes agregar milanesa o cochinita pibil.

Ahogadas

Originarias de Guadalajara, estas tortas regularmente están rellenas de carne de cerdo y se bañan con una salsa picosita de jitomate.

Bombas veracruzanas

Antes de que las conchas se pusieran tan de moda, en Veracruz ya iban un paso adelante. Ellos son los creadores de la “bomba”, un tipo sándwich elaborado con conchas y relleno de frijoles refritos.

Torta de cochinita pibil

Es muy común que en los lugares donde venden tacos de cochinita encuentres tortas. Por lo general las preparan con una capa delgada de frijoles refritos y un poco de cebollas moradas encurtidas, si eres muy valiente probablemente te guste con salsa de habanero.

Pambazos

En la CDMX se popularizó desde hace mucho tiempo y se come en casi todas las esquinas y puestos callejeros. Tradicionalmente, se elabora con una telera o bolillo, relleno de papas y chorizo, bañado con una salsa de guajillo, crema, queso y lechuga.

Guacamayas

Originarias de la ciudad de León, las guacamayas son unas particulares tortas rellenas de chicharrón de cerdo, cueritos, jitomate, aguacate, cebolla y una salsa súper picante. Aunque es un platillo que al principio intimida un poco, al probarlo no podrás dejar de comerlo.

pgutiérrez

Torta Cubana

Esta torta no tiene nada que ver con los sándwiches cubanos que pruebas en Little Havana en Miami. En México este platillo es un colosal emparedado relleno de salchicha, huevo, milanesa, diferentes tipos de queso, aguacate, jamón y algunas veces chorizo.

Una publicación compartida por Jose Gonzalez (@nono_joe) el