Guadalajara es el segundo hogar del chef australiano Paul Bentley, a quien hemos visto detrás de proyectos como Hato Ramen, Magno Brasserie y ahora Atomic Thai. Su nuevo espacio está ubicado en Torre Mil500, un moderno complejo donde la modernidad y el diseño son el eje conductor

También te puede interesar: Los mejores lugares para comer un fin de semana en Guadalajara

Entre luces azules y mesas metálicas, el personal te recibe con suma amabilidad y disponibilidad. La carta se caracteriza por tener un buen balance entre lo tradicional y lo audaz que define también el estilo del chef. Por un lado tienes platillos clásicos como el pad thai y por otro, unos ribs de elote con mantequilla de miso y aioli de camarón. 

atomic thai
Cortesía Atomic Thai

Como buena fanática de la masa frita y al vapor, mi experiencia empezó con algunas versiones de dumplings. Los primeros eran al vapor de camarón con cerdo molido. Su sabor era súper concentrado y aromático, de textura suave pero al dente. Sin embargo, los otros elaborados con tapioca no causaron el mismo efecto, y al probarlos, la sensación era chiclosa e incluso cansaba al masticar. Para los fuertes, la cosa cambió y el curry verde con tofu —que a pesar de ser muy ligero y alejado de lo que es un curry tradicional— estaba bien balanceado y junto a la calabaza lograba una buena mancuerna. El cierre fue un sticky rice con mango, bien cocido y con el dulzor necesario para un postre refrescante. 

También te puede interesar: El chef mexicano Carlos Gaytán abrirá 3 restaurantes en Chicago este año

Atomic Thai es un lugar con impecable servicio que logra ofrecer buenos sabores, sin embargo tiene una gran área de oportunidad en cuanto al refinamiento de ciertas texturas y frituras. 

Cuenta promedio: $500 MXN por persona