Queso tetilla: el queso más popular de Galicia

El queso tetilla es sumamente suave y ligeramente salado. Además de su textura única, este queso tiene una historia cómica en su origen.
queso, queso tetilla, queso perilla, quesos

Con su peculiar forma cónica, el queso tetilla es uno de los productos más populares y cremosos de Galicia. Si no has tenido oportunidad de probarlo, te decimos dónde nace y a qué sabe. 

De acuerdo al Consejo Regulador de Galicia, ésta es la comunidad autónoma española con la mayor producción de leche de vaca. Además de que cuenta con Denominación de Origen, el queso tetilla se elabora con leche pasteurizada de vaca de raza gallega (frisona, par­da alpina y rubia gallega, provenientes de la cordillera costera) y debe madurar por lo menos 7 días. 

El queso tetilla o perilla debe estar etiquetado con una numeración expedida por esta institución reguladora. El auténtico Queixo Tetilla debe llevar una etiqueta triangular de color verde, así como seguir algunas normas, entre ellas la forma cónica, y su peso debe ser menor a 1.5 kilogramos. 

¿De dónde viene su nombre?

La imponente fachada de la Catedral de Santiago de Compostela se compone de distintos personajes y escenas religiosas. El Pórtico de la Gloria representa, entre otros, al profeta Daniel y frente a él se encuentra la reina Ester de Saba. La historia cuenta que una vez que la construcción terminó, las autoridades eclesiásticas se escandalizaron por el tamaño de los pechos de la reina Ester y la mirada pícara de Daniel, al extremo de que mandaron cercenar sus atributos. La creencia popular convertida ya en leyenda dice que fue tal la indignación del pueblo gallego por la decisión del obispo que una manera original de protestar fue con la creación de un alimento en honor a los pechos de la reina, fue así como se hizo el queso tetilla.

¿A qué sabe?

Es sumamente suave y ligeramente salado. Su exterior es una corteza dura de color amarillo un poco más intenso. El interior es blando, similar al queso brie o Camembert. Su textura permite servirse en galletas o tostadas y se suele acompañar de vinos jóvenes o de un albariño.