Los precios del aguacate en Estados Unidos están casi al doble del año pasado

El guacamoles es definitivamente más caro en este momento.

Estamos ya en julio y, es probable que con el calor del verano se te antojen alimentos frescos como el guacamole. Pero en los supermercados de Estados Unidos, los aguacates están dos veces más caros que lo que estaban el año pasado en la misma época.

También te puede interesar: ¿Es malo comer fruta congelada?

Los datos pueden variar un poco de una fuente a otra, pero todo tiene una cosa en común: los aguacates son definitivamente más caros. En el programa USA Today, informaron que el Departamento de Agricultura, fijó el precio promedio de aguacate Hass en país norteamericano en $2.10 dólares (aproximadamente $40 pesos mexicanos). Lo cual es significativamente más que el año pasado cuando el promedio era de $1.17 dólares ($22 pesos).

Sin embargo, el analista de Rabobank, David Magana, dijo que las cosas eran aún peores. Explicó que los precios al por mayor para los aguacates de tamaño mediano provenientes de México, durante la primera semana de julio fueron 129% más altos que en 2018. La caja de 11 kilos de aguacate a mayoreo costaba $84.25 dólares ($1592 pesos), el año pasado la misma caja costaba $37 dólares ($701 pesos). “Este es el precio más alto para esta época del año en al menos una década, probablemente más”, dijo el funcionario.

La cifra indicada puede no ser una coincidencia, Magana dijo que parte del problema es que California tuvo su cosecha más pequeña en más de diez años y están entrando en una pausa en que las cosechas estadounidenses se desaceleran antes de que las mexicanas vuelvan a aumentar.

Y por supuesto, aunque nos encante comer este frutos en momentos de calor, hay una última mala noticia — y tu obsesión por el aguacate también es parte del problema. La demanda mundial de aguacate simplemente no disminuye. “Los aguacates no sólo se consumen en Estados Unidos para el Super Bowl o durante las celebraciones del Cinco de Mayo sino durante todo el año”, agregó Magana, lo que dio como resultado “una combinación de oferta y demanda”.

Pero en el lado positivo, aunque los precios han subido significativamente, los aguacates siguen siendo relativamente asequibles.