Peras pochadas al moscatel, un postre para los días fríos

peras-al-moscatel

Languedoc y Francia mediterránea hacen vinos de postre de moscatel, hermosamente aromáticos y dulces que cubren estas peras pochadas. Esta receta sustituye el azúcar habitual por miel y contrarresta el dulzor y las notas florales del vino reducido con algunos aromas resinosos y terrosos de los famosos matorrales silvestres, como laurel, tomillo e hinojo. Al meter un cuchillo en una pera pochada se debería encontrar más o menos la misma resistencia que la mantequilla a temperatura ambiente.

También puedes leer: ¿Cómo hacer duraznos en almíbar caseros?

Es muy fácil de elaborar y es perfecto para las cenas caseras y esos días en los que quieres un postre saludable y elegante.

Síguenos en: Facebook / Twitter / Instagram / TikTok / Pinterest

  • Tiempo de preparación 20 minutos
  • Tiempo total de preparación 1 hora 20 minutos
  • Porciones
    • 4

    Ingredientes

  • 2 botellas (375 ml) de vino dulce de postre moscatel mediterráneo (como moscatel de Beaumes De- Venise, moscatel de Frontignan, moscatel de Lunel o moscatel de Rivesaltes)
  • 3 cucharadas de miel de trébol
  • 4 ramitas de tomillo
  • 1 hoja de laurel fresca o seca
  • 2 cucharaditas de semillas de hinojo Una pizca pequeña de azafrán (de 15 a 20 hilos)
  • Una pizca de sal marina fina
  • 2 peras Bosc de tamaño mediano, apenas maduras
  • 2 cucharadas de jugo de limón fresco
  • 1 a 2 tazas de agua hirviendo
  • Queso blanco o crème fraîche, para servir

    Pasos

  1. Mezcla el vino, la miel, las ramitas de tomillo, la hoja de laurel, las semillas de hinojo, el azafrán y la sal en una cacerola de hierro pequeña. Lleva a ebullición a fuego medio-alto. Reduce el fuego a medio-bajo y cocina a fuego lento, sin tapar, revolviendo ocasionalmente, durante 15 minutos.
  2. Mientras tanto pela las peras y córtalas a lo largo por la mitad. Con una cuchara pequeña retira las semillas y el corazón de cada mitad, formando medias esferas. Unta las mitades de pera con jugo de limón.
  3. Agrega las peras a la mezcla de vino en una sola capa. Agrega 1 taza de agua hirviendo o más, según sea necesario, para sumergir las mitades de pera. Cocina a fuego lento, sin tapar, a fuego medio-bajo hasta que estén tiernas, de 30 a 35 minutos, dando vuelta a las peras cada 8 a 10 minutos. Con una espumadera, transfiere las peras a un plato y reserva.
  4. Deja que el líquido para pochar, hierve levemente a fuego medio, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté dulce, almibarado y reducido a aproximadamente ¾ de taza, de 15 a 20 minutos. Vierte el almíbar a través de un colador de malla de alambre fino en un tazón. Desecha los sólidos.
  5. Coloca de 2 a 3 cucharadas de queso blanco en cada uno de los 4 tazones poco profundos o platos de postre con borde. Coloca 1 mitad de pera en el queso blanco, en posición vertical, si lo deseas. Baña cada mitad de pera con 2 a 3 cucharadas de almíbar. Sirve caliente o frío. —STEVE HOFFMAN Y ERIK EASTMAN
  6. PREPARA CON ANTICIPACIÓN. Las peras y el almíbar se pueden preparar hasta con 1 día de anticipación y guardarse en recipientes herméticos en el refrigerador.