Cuando viajas es importante considerar qué tan costoso es el destino que vas a conocer. Una buena forma de determinar qué tan caro es un lugar, es comparando los precios con un artículo común. Por ejemplo, The Economist tiene su índice Big Mac que rastrea el precio de dos hamburguesas de carne de res en todo el mundo. Bloomberg tiene un índice de sushi, que analiza el precio de los rollos. Pero Deutsche Bank tiene una clasificación de cervezas.

El año pasado, Oslo ocupó el primer lugar con el costo promedio en dólares de EE. UU. con $9.90. Este año, el precio aumentó en 40 centavos adicionales, llegando a $10.30, pero la capital noruega cayó al segundo gracias a la inclusión de una nueva ciudad: Dubai.

En Emiratos Árabes Unidos la bebida llega a costar $12 dólares. Hong Kong y Singapur quedaron en tercer y cuarto lugar en la lista de este año con precios promedio de $8.90 y $8.30 respectivamente. Zurich completó el top 5 con cerveza que cuesta $7.70 dólares.

Si miramos estrictamente las ciudades de E.U.A, Nueva York sería el lugar más caro para beber cerveza, con un precio de $7.70 dólares por litro. San Francisco saltó a la segunda ciudad cervecera, donde pagarías $7.40. La siguiente ciudad de Estados Unidos es Chicago, con sus vasos de $5.90 dólares.

Sin embargo, si realmente quieres una ganga, solo dos ciudades tienen una media de menos de dos dólares. Manila en Filipinas ocupó el lugar más barato del mundo con $1.50 por cerveza, Praga quedó en segundo lugar con un costo promedio de $1.60 dólares y la CDMX fue clasificada como la cuarta ciudad más grande del mundo con cervezas que cuestan solo $2.40 dólares.