La ciudad de Nueva York es un destino que todos queremos visitar, es un viaje obligado para los amantes del arte, gastronomía, moda y teatro por igual. Es tan turístico que la oferta de hoteles parece ser infinita y si nunca has ido quizás necesitas una referencia para saber dónde hospedarte.

Por eso, te dejamos una lista de nuestros favoritos.

Maritime Hotel

Cortesía del hotel

Los barrios de West Chelsea y Meatpacking District no se caracterizan por tener una gran oferta hotelera, y a pesar de eso, son el corazón del arte, la moda y buenas propuestas gastronómicas.  Por eso es grato encontrarse con un hotel bien ubicado, con un diseño particular y aires distintos. The Maritime Hotel fue construido en 1968 por el arquitecto modernista Albert Ledner.

En 2016 fue completamente renovado y muestra de ello es su impactante lobby dominado por una chimenea gigante del siglo XVI, decorado con muebles vintage, maderas oscuras y colores marinos.

Es parte de Lifestyle Collection y del sello Preferred Hotels & Resorts. El restaurante La Sirena es del aclamado chef Mario Batali y de Joe Bastianich, una trattoria en el que se revelan los sabores y la sazón de Italia y el Mediterráneo.

The Nomad Hotel

Cortesía del hotel

El ambiente bohemian chic que inunda este hotel corre a cargo del diseñador francés Jacques Garcia, quien logró mezclar en sus interiores elegancia europea con toques exóticos.

The Nomad Hotel es el lugar perfecto para quien quiere llegar a Nueva York y comerse el mundo a mordidas en poco tiempo, pues desde ahí se puede caminar al barrio de Chelsea, al Distrito de Meatpacking o a Madison Square Park, además de que está muy cerca de las estaciones del metro.

El restaurante corre a cargo del chef Daniel Humm, quien junto al restaurantero Will Guidara supervisa constantemente la comida y bebida que se sirven ahí.

El Nomad Bar es una parada obligada para un drink. Si son fanáticos del maridaje con distintas bebidas, quedarán encantados, pues en el Atrium podrán acompañar los platillos con una excelente carta de vinos y los desayunos con muy buenos tés.

The NoMo SOHO

Cortesía del hotel

Este hotel es para quien verdaderamente quiere disfrutar de SoHo. En cuanto a decoración, la verdad es que el que se lleva las palmas es su restaurante.

Desde una entrada enmarcada por una serie de arcos cubiertos de plantas, hasta un impactante candelabro, es visualmente espectacular.

El menú actual incluye platillos como coliflor y una ensalada César de kale bastante decente, pero francamente éste es uno de esos lugares en los que el ambiente se lleva una mucho mejor puntuación que la comida.

Hotel Hugo

Cortesía del hotel

Un hotel boutique escondido detrás de una estación de bomberos con fácil acceso a algunas de las mejores zonas de la Gran Manzana.

Hospedándote en el Hugo podrás caminar a Hudson River Park y estarás justo al borde de SoHo, además de tener acceso a varias estaciones del metro.

Para darle gusto al paladar, vale más la pena probar los desayunos (especialmente los benedictinos) que los almuerzos, que básicamente son sándwiches. En las noches hay que subir al rooftop del hotel desde donde se ve la Estatua de la Libertad, Manhattan y el Río Hudson.