El Super Bowl no tiene una comida oficial, como el pavo obligatorio de Navidad o la caja de chocolates del Día de San Valentín, pero si lo tuviera, el favorito sería alitas de pollo. El gran juego es el día más estresante en el calendario para los fans del fútbol americano y los conocimientos recientes del Consejo Estadounidense de Pollo (NCC) demuestran que las piezas de ave son tan populares como siempre.

Según el NCC, los fanáticos consumirán 1.3 mil millones de alitas de pollo durante las próximas festividades de fin de semana del Super Bowl. Esa cifra sería un máximo histórico, superando el número de 2017 en 20 millones de alas. Si bien la demanda es alta, el portavoz de NCC mitiga todos los temores de quedarse sin pollo y dice con confianza: “No habrá escasez de alas”.

Con tanta gente comiendo alitas de pollo, también es seguro asumir que existen diferentes opiniones sobre cómo deben comerse. Y la encuesta de NCC de 2017 demuestra justamente eso: el 59% de los adultos (a quienes se les permitió elegir múltiples complementos en la encuesta) prefieren el aderezo ranch para sumergirlas sobre el aderezo tradicional de queso azul. El búfalo o la salsa picante están en segundo lugar con 48 por ciento, empatados con la salsa BBQ, seguidos por la mostaza con miel elegido por el 35% y el queso azul con el último lugar en el top 5 de los sabores principales con un 33%.

A la mayoría de los comedores de alitas tampoco parece importarles un poco de trabajo para masticar. El 60 por ciento dijo que prefieren las alas con hueso, a pesar de la opción de que las alas sin huesos estén más disponibles. Eso podría ser porque las alas deshuesadas son en realidad trozos de carne de pechuga blanca, mientras que la carne oscura y los huesos en un ala estándar van a brindar mucho más sabor.

Entonces, ¿cómo se ve esa asombrosa cantidad de alitar de más de mil millones? Si llenas todos los estadios de la NFL al máximo, cada fan obtendría 625 alas. Son suficientes para rodear la Tierra tres veces. El aumento de 20 millones de alitas para 2018, en términos de valor financiero, podría pagar dos minutos de esos codiciados espacios publicitarios del Super Bowl. El NCC incluso lo cuantifica en términos clásicos de pollo, y señala que las alas podrían cruzar una calle 13 millones de veces.

Las alas de pollo en EUA es una industria de $880 millones de dólares para los productores de aves de corral, pero no dejes que ese número te haga correr al supermercado antes de tiempo. Según el USDA, las alas de pollo actualmente cuestan solo $1.56 por medio kilo, lo que es bastante bajo para esta época del año. ¡Parece que es hora de calentar la freidora! Aquí hay algunas deliciosas recetas para probar este fin de semana.