El rábano es un tipo de tubérculo de origen asiático que se ha usado como complemento de varios platillos a lo largo de los años. En la actualidad, muchos restaurantes alrededor del mundo han optado por usarlo como parte de sus platillos.

Actualmente hay un boom de este ingrediente en particular, por ejemplo: El chato en Bogotá lo utiliza para complementar su platillo de mandarinas y pescado, Tizne Tacomotora utiliza rábano negro en algunas de sus creaciones, dándole mucha frescura al taco.

Platillo de El Chato

Los rábanos contienen grandes cantidades de agua y poseen propiedades sumamente buenas para el organismo. Tienen antioxidantes, vitaminas, minerales, mucha fibra e hidratos de carbono.

El rábano fresco destaca por sus toques picantes y se utiliza en muchas preparaciones como ensaladas y caldos, también se sirve como entrada con sal y limón. En México es utilizado en muchísimos platillos típicos como el pozole, los tacos y ensaladas de nopal.

Es un tubérculo muy sano y muy rico, que se clasifica dependiendo del color, la forma y el tipo de cultivo que tenga.

Existen diferentes variedades, aquí te presentamos las más populares:

Rábano japonés

rábano

Rábano negro

rábano
mosaic

Rábano rojos.

rábano
pexels

Rábano Sandía.

La mejor época para comprar rábanos en el mercado o supermercado es en primavera y en verano, en los meses de mayo, junio y julio. Pero gracias a las nuevas técnicas de plantación en invernadero puedes comer rábano cualquier día del año.

En relación a la temporada, el rábano varía en tamaño y color y se clasifica de esta manera:

Primavera– Por lo general son de tamaño más pequeño.

Verano– Son medianos y mejor consumidos frescos.

Otoño– Generalmente se cuecen antes de comerlos.

Ahora que viste los diferentes tipos de rábano que hay, puedes ir preparar un rica ensalda o ir a comer un rico pozole.