Esto no implica que el café hecho en casa no sea maravilloso, pero el café frío ofrece muchos beneficios. El cold brew está prácticamente listo para beberlo y definitivamente se puede servir como algo refrescante durante el calor del verano, además el café de elaboración en frío ofrece un conjunto de sabores diferente al de su contraparte de elaboración en caliente.

Pero un estudio reciente sugiere que hay una cosa que la elaboración del café en frío no produce tanto: los antioxidantes. Como resultado, a pesar de algunas afirmaciones en contrario, el cold brew puede tener menos beneficios para tu salud que el café caliente.

También te puede interesar: Así es el interior del nuevo Nutella Café en Nueva York

En el estudio, realizado por dos investigadores de la Universidad Thomas Jefferson, se elaboraron cafés tostados de cinco países (Brasil, Etiopía, Colombia, Myanmar y México) con un método de frío y caliente utilizando la misma proporción de molido de café.

Curiosamente, aunque los investigadores señalan que el café caliente se ha estudiado de forma bastante extensa, el cold brew no ha tenido el mismo trato. “Hay pocos datos publicados para contextualizar estos resultados”, afirma el documento. “Sin embargo, la comparación con las características del café de preparación caliente … apunta a la existencia de diferencias químicas entre los cafés de preparación fría y caliente”.

Aunque los científicos señalan una serie de diferencias, lo más claro para un bebedor de café promedio sería que los cafés de preparación caliente tenían niveles más altos de antioxidantes. “Esta investigación revela importantes diferencias fundamentales entre el café frío y caliente que pueden tener implicaciones para los posibles impactos en la salud de los bebedores”, afirma el documento en su conclusión.

“A menudo, los entusiastas del cold brew afirman que el café de  tiene una acidez más baja que sus contrapartes calientes, y por lo tanto puede ser una mejor alternativa para aquellos que sufren de síntomas gastrointestinales. Este estudio sugiere que el método de preparación en caliente tiende a extraer ácidos adicionales sin protones, en comparación con el método de preparación en frío. Estos ácidos pueden ser responsables de las actividades antioxidantes más altas observadas en las muestras de café de preparación rápida “.

Para decirlo de otra manera, el agua caliente ayuda a extraer más antioxidantes del café molido que el agua fría, lo que significa que si eres especialmente consciente de tu consumo de antioxidantes, es posible que desees evitar el intercambio permanente de tu café caliente por uno frío.

Sin embargo, una cosa que el estudio no midió, fueron los niveles de cafeína. Y francamente, aunque algunos beneficios adicionales para la salud son agradables, ¿no es esa la sustancia química en el café que más importa?