Si no has probado pancakes salados este dutch baby de polenta te volará la cabeza

Esta receta es la mejor forma de expandir tus horizontes culinarios
pancakes

Con un interior aireado y deliciosos toppings, este dutch baby de polenta es la mejor forma de probar los pancakes salados. Agrega los toppings en las orillas, dejando el centro libre para que suba correctamente. Precalienta la sartén (amamos las de hierro colado por su retención de calor) también es crucial. La masa debe de comenzar a esponjarse apenas toque la sartén. Estará lista cuando las orillas doradas comiencen a doblarse hacia adentro.

  • Tiempo de preparación 25 minutos
  • Tiempo total de preparación 2 h 55 minutos
  • Porciones
    • 6

    Ingredientes

  • ½ taza de harina
  • 3 cucharadas de azúcar granulado
  • 2 cucharadas de polenta sin cocer
  • 7/8 de sal kosher, dividida
  • ½ taza de leche entera
  • 3 huevos grandes
  • 3 cucharadas de mantequilla sin sal, cortada en tres piezas
  • 30 g de jamón cocido, cortado en tiras de 5 cm por 1.2 cm
  • 30 g de queso suizo, rallado
  • 1 cucharadita de mostaza Dijon
  • 1 cucharadita de vinagre de Champaña
  • ¼ cucharadita de jarabe puro de maple o miel
  • 1 cucharada de aceite de semilla de uva
  • 30 g de arúgula baby
  • 30 g de uvas moradas, partidas en cuartos

    Pasos

  1. Mezcla la harina, el azúcar, la polenta y ¾ cucharadita de sal en un tazón mediano. Mezcla la leche y los huevos en un tazón pequeño. Agrega la mezcla de leche a la de harina y bate hasta que sea uniforme. Cubre y refrigera por lo menos por 2 horas o durante toda la noche (por hasta 8 horas).
  2. Precalienta el horno a 220 ºC con la rejilla del horno en la parte más baja. Remueve la masa del refrigerador; bate hasta que se combine bien y deja que repose a temperatura ambiente hasta que el horno esté listo. Coloca una sartén de hierro colado de 25 centímetors en el horno precalentado y déjala ahí por 15 minutos. Agrega piezas de mantequilla a la sartén y vuelve a meterla al horno por 1 minuto. Con cuidado, retira la sartén del horno y gírala un poco, si hace falta, hasta que la mantequilla se haya derretido por completo y comience a dorarse.
  3. Bate la mezcla una vez más hasta que se combine bien. Trabajando rápidamente, vierte le mezcla en la sartén. Espolvorea el jamón y el queso en los bordes de la masa, dejando libre un círculo de 10 cm en el centro. Inmediatamente regresa la sartén al horno y hornea hasta que esté dorado, haya esponjado, y el centro esté cocido, de 16 a 20 minutos.
  4. Mientras se hornea, mezcla la mostaza Dijon, el vinagre, el jarabe de maple y el 1/8 de sal restante en un tazón pequeño. Gradualmente añade el aceite y bate hasta que el aderezo haya hecho emulsión. Mezcla la arúgula con 2 cucharaditas del aderezo. Con cuidado, transfiere el panqueque caliente a un plato de servicio. Sirve inmediatamente con la arúgula aderezada y las uvas, y un poco de aderezo adicial.