Este catador de whisky sigue confinado por miedo a contagiarse de Covid-19

Su mayor miedo es perder el gusto y el olfato.
catador-de-whisky

Blair Bowman es un joven escocés, que trabaja como catador de whisky y desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020, prácticamente no ha salido de su hogar en Edimburgo por miedo a contagiarse de Covid-19.

También te puede interesar: ¿Qué comer después de tener Covid-19?

El catador de whisky de 31 años se ha dedicado a ayudar a las personas y empresas a encontrar las mejores botellas de este destilado, sin embargo, tal como explicó a BBC, la pandemia cambió todo su estilo de vida. Confiesa que ya tenía planeados algunos viajes a países como China, Japón y Dubai, mismos que tuvo que suspender cuando el aislamiento mundial comenzó.

Blair-Bowman
Foto: Blair Bowman Fcebook

Pero eso no fue todo, cuando Bowman descubrió que algunos de los síntomas más recurrentes del Covid-19 eran la anosmia y ageusia, las cuales provocan alteraciones y/o pérdida del olfato y gusto, tomó la decisión estricta de seguir su confinamiento aún cuando el resto del mundo comenzó a retomar actividades.

También te puede interesar: ¿Amante del whisky? En este tren podrás beber todo el que quieras

De acuerdo con el catador de whisky, esta decisión lo ha hecho mucho más feliz de lo que imaginó y le ha traído paz, pues asegura que aún con la vacunación, existe un importante riesgo de contagio y cree firmemente que su forma de vida es lo correcto para él y para todos los demás.

Blair-Bowman-catador-de-whisky
Foto: Blair Bowman Fcebook

“No quiero correr un riesgo que pueda poner en peligro mi sentido del olfato o gusto, que son tan importantes para mi sustento”.

Blair Bowman

Bowman, no se encuentra en total aislamiento, pues se permite pequeñas salidas para pasear y hacer compras semanales. Además, asegura que, pese a las condiciones, el hecho de llevar toda su profesión en línea está resultando mucho más próspero, pues le permite hacer más cosas. Anteriormente para ejercer su labor como catador de whisky, no solo viajaba a diferentes destinos en el mundo, sino que también participaba en eventos especiales, ahora lleva más de 20 meses sin pisar un solo restaurante o bar y en su lugar guía degustaciones a través de Zoom, de barricas viejas o curiosas que sus clientes obtienen. Y aunque acepta ha tenido que rechazar varias ofertas de negocios, está bastante cómodo con su situación y no piensa arriesgarse.

Síguenos en: Facebook / Twitter / Instagram / TikTok / Pinterest