Caldos, sopas y consomés mexicanos para hacerle frente al frío

Líquidos que abrazan la boca y llenan de calor.
destcada-pozole, pozole verde

No nos van a dejar mentir que ante cualquier malestar un caldo hace toda la diferencia. Se termina un año complicado que cambió por completo nuestra rutina y para recibir al 2021 queremos estar en casa, con cobijas y una sopa muy caliente. México es el rey de la diversidad gastronómica y aquí te proponemos sopas y caldos que le hacen frente al frío de estos días. ¿Cuál vas a preparar hoy?

Pozole

Este caldo fortificado era ofrendado al dios azteca Xipe Tótec. El guiso se suele preparar durante las fiestas del mes de septiembre y lleva maíz cacahuazintle, carne de cerdo o pollo y chile. Hay que mencionar que las preparaciones varían y hay lugares en Guerrero que lo sirven con sardinas. Aquí una receta de un pozole rojo con un elemento sorpresa.

Caldo de piedra

De acuerdo al Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana este caldo se prepara en Usila, Oaxaca. Utilizan una jícara a la que se le añaden camarones de río, agua, epazote, jitomate, cebollín, cilantro, chile seco y se le agrega una piedra muy caliente. Aquí profundizamos en su historia

Sopa de tortilla

Este platillo es típico del centro de México y también es conocido como sopa azteca. Consta de caldo de pollo perfumado con epazote. Se agrega jitomate o chiles secos y tiras de tortilla de maíz fritas. Algunos agregan más toppings como queso panela  aguacate, pollo desmenuzado, crema, limón y hasta. 

Caldo Xóchitl

El caldo Xóchitl es un consomé o caldo de pollo al que se le añaden garbanzos, flor de calabaza, hongos y en ocasiones pollo, aguacate y ajo. El comensal puede agregar unas gotitas de limón si así lo desea (perdón, Enrique Olvera). 

Birria

La birria es un caldo hecho con carne de chivo adobada y aderezado con hierbas como orégano y clavo. Es uno de los platillos por excelencia para curarse una cruda. En esta nota te decimos 4 lugares al sur de la Ciudad de México para probarla

Caldo tlalpeño

Según el Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana el origen de este caldo se atribuye al antiguo pueblo de Tlalpan en la Ciudad de México. A diferencia del caldo Xóchitl este prepara con una base de jitomate. También lleva pollo cocido, ajo, cebolla, ejotes, calabacitas, zanahorias, papas, garbanzos, xoconostle y epazote. 

Sopa de hongos

La sopa de hongos es muy popular en el Estado de México y Michoacán pues esas zonas se dan muchos hongos silvestres. Se prepara con chile guajillo, chile ancho molido, trozos de hongos salteados con aceite, ajo, cebolla y epazote picados. Dentro de este brebaje caliente puedes encontrar champiñones, patitas de pájaro, hongos de maguey o clavitos.

Mole de olla

Este es uno de los más populares, pues se sirve en fondas y hogares del país. Consta de un caldo de res con una mezcla de chiles y verduras. Por lo regular se utiliza el chambarete, aunque la proteína animal puede variar. Las hierbas aromáticas como el epazote le dan su sabor característico.