Beneficios de incluir romeritos en tu cena navideña

Si eres de los que incluyen romeritos en su cena navideña, te decimos cuáles son algunos de los beneficios que tienen para la salud.
romeritos

Una de las guarniciones por excelencia para acompañar el pavo o el lomo de Navidad son los romeritos, esos quelites de tallos y hojas tiernas, que normalmente en temporada decembrina se cocinan con mole rojo, nopales, papas cambray y tortitas de camarón. Este platillo es muy familiar para los mexicanos porque las mamás y abuelas suelen cocinarlo en temporada decembrina.

La principal región productora de romeritos está en la Ciudad de México, en las alcaldías de Tláhuac y Xochimilco, por lo que son muy consumidos en el centro del país. Al consumir romeritos, apoyamos al campo mexicano y a la economía local, así que no dejes pasar la oportunidad.

Síguenos en Google News para que no te pierdas las novedades

Según el Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana, se venden en los mercados y se venden por kilo o manojos grandes. Puedes encontrarlo con raíz, mejor conocido como “romerito sucio”, o con retoños limpios y tiernos a los que no hay que retirarles ninguna parte, conocidos como “romeritos limpios”.

Beneficios de comer romeritos

Como todos los quelites, los romeritos son ricos en fibra, por lo que son una excelente opción como alternativa si lo que buscas es un platillo de fácil digestión, pues regulan el tránsito intestinal. Los romeritos son una excelente opción para regular los niveles de azúcar y colesterol en la sangre.

También puedes leer: Alternativas para el pavo: una corona de cerdo

De acuerdo a la Asociación Civil El Poder del Consumidor, los romeritos contienen fitoquímicos como la clorofila que protegen las células de la oxidación. También proveen algunos minerales, como el hierro y el potasio, además de que contienen vitaminas como A y C, las cuales ayudan a tener una piel y vista sana, así como antioxidantes, lo que ayuda a mantener la piel.

Son buena fuente de proteína, por lo que puedes prepararlos sin tortitas de camarón y ofrecerlo a alguno de tus invitados que lleve una dieta vegetariana. ¡Provecho!