Acomoda tu alacena como un profesional

Tener una cocina ordenada es la clave para cocinar sin errores.

Al acomodar nuestra alacena o despensa nos podemos encontrar con algunos productos caducos o que simplemente no sabemos ni para qué son. Ya sea que tengas una alacena pequeña o grande, siempre es bueno tener todo organizado y al día, así evitas desperdicios y desorden.

Aquí te presentamos los diez tips para hacerlo eficientemente.

-Saca todo de la alacena y checa las fechas de caducidad.

-Clasifica los productos por categorías: enlatados, salsas, legumbres, cereales y granos.

-Un buena opción para evitar desperdicios es guardar cosas como el arroz, los frijoles y el azúcar en recipientes de vidrio y rellenarlos conforme los uses.

– FIFO es la opción. Por sus siglas en inglés, First in- First Out, es un método utilizado en muchas cocinas profesionales para darle mejor rotación a los alimentos y productos de tu alacena. Básicamente significa que si tienes muchos productos del mismo tipo, los más nuevos los coloques hasta atrás del estante y los más viejos al principio.

-Utiliza canastas, para organizar la fruta, huevos y costales.

-Una buena forma de no perder nada de vista es utilizar estantes para diferentes cosas. Por ejemplo: en el estante de arriba coloca los cereales, granos y galletas. Abajo las latas y salsas, finalmente puedes colocar las cosas de gran volumen como harina y azúcar.

-Antes de hacer las compras en el supermercado checa qué es lo que hace falta y si realmente necesitas comprar dos veces un producto.

-Las cosas pequeñas como sobrecitos de canderel y panquetitos de sal, siempre es bueno colocarlos en una canasta en un sólo lugar, así no tendrás las cosas volando.

-Para mantener la limpieza de tu alacena, saca todo al menos una vez por mes y limpia los estantes a profundidad. Ese es el momento ideal para sacar lo que ya no sirve o lo que ya se acabo.

-Por último, si eres de los que guarda las ollas y sartenes en la alacena, te recomiendo que mejor los pases hasta arriba o coloques un pedazo de corcho y taquetes en la pared, para que el manejo y orden de las ollas sea más fácil.