¿Eres amante del arte y la gastronomía? Estás en el lugar indicado.

Existen extraordinarios restaurantes dentro de nuestros museos favoritos, que sirven comida de primera dalidad e incluso han sido galardonados con una o dos estrellas Michelin.

Aquí nuestros 5 favoritos:

Le Georges- Centro Pompidou

El Centro Georges Pompidou es uno de los museos más importantes de París, el diseño de Renzo Piano y Richard Rogers resguardan la obras del Museo Nacional de Arte Moderno. En tu recorrido puedes tomarte un momento para descansar y comer algo en este restaurante, que se encuentra en la azotea del lugar y disfrutar de la vista panorámica de la capital francesa.

¿Qué pedir? Bacalao con salsa de champaña.

#cofee #cofeelovers #igerscz #ontheroad #volno #prazdniny #freetime #vylet

Una publicación compartida por tasykora (@tasykora) el


The Modern- MoMA

Con un menú a la carta, The Modern evoca vanguardia y modernismo. Aquí puedes comer o cenar , incluso después de las horas establecidas en el museo. Su reconocido bar, es uno de los favoritos en la ciudad. Además, ha sido reconocidos con cuatro premios James Beard, tres estrellas en New York Times y dos estrellas Michelin . Definitivamente un must, en cuanto arte, cultura y gastronomía. Un lugar que engloba todo a la perfección.

¿Qué pedir? Foie gras bañado con miel, fresas y albahaca.

Bravo- MFA Boston

Bravo es un restaurante dentro del Museum of Fine Arts en Boston. Aquí el concepto es limpio, sustentable, local y sofisticado. Es uno de los lugares top para comer un brunch dominical y ha sido reconocido con el Award Excellence de Wine Spactator, gracias a su amplia carta de vinos. Si puedes comer en la terraza en verano, quedarás encantado. Y si no, en invierno también puedes refugiarte del frío con buena comida, acompañada de música de piano.

¿Qué pedir?  Pasteles de cangrejo horneado con alioli de cítricos y siracha.

 Azul y Oro – MUAC

Aunque no está propiamente dentro del Museo de Arte Contemporaneo de la UNAM, este pequeño restaurante, merece una mención. Hermano del restaurante Azul Histórico, del chef Ricardo Muñoz Zurita, Azul y Oro es uno de nuestros favoritos. El sabor mexicano en un aire informal invitan a profesores, familias enteras y estudiantes a degustar sus deliciosos platilos.

¿Qué pedir? Enchiladas de jamaica o los buñuelos de pato rostizado.

 Nerua- Guggenheim de Bilbao

En la parte norte de España, y en el País Vasco, se encuentra el Museo Guggenheim de Bilbao. Una obra arquitectónicamente impresionante y que cuenta con un restaurante qué definitivamente no pasa desapercibido. Nerua, galardonado con una estrella Michelin, definitivamente da de que hablar, aquí puedes degustar desde un caldo de maricos hasta una sedosa crema de toronja. Cada año realizan cambios a su carta, así que todo es de temporada y muy fresco, todos los detalles están meticulosamente cuidados y tal como en el museo, sus platillos son verdaderas obras de arte.

¿Qué pedir? El menú de temporada.