Catamos más de 15 cervezas con añadidos frutales, especiados y hasta con destilados. En una escala del 1 al 5 evaluamos aspectos como la orginalidad, el apego al estilo propuesto por cada cerveza y las sensaciones en nariz y boca.

Nuestras cinco favoritas son las que están enlistadas. Bienvenidos a replicar el experimento. Aquí una muestra y nuestro veredicto:

Sugoi (‘chidísimo’ en japonés)

La cervecería de “Tenochtitlán”, Monstruos de agua, se distingue por utilizar ingredientes de la cultura culinaria y herbolaria mexicana, que en este caso aterrizan en una cerveza clara adicionada con jengibre, néctar de agave y té limón.

“A diferencia de otras cervezas, en este ejercicio los ingredientes (el jengibre, el té limón, el maguey) no se opacan unos a otros”. Mariana Camacho, Directora editorial

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Cervecería Monstruo de Agua (@monstruo.de.agua) el

Cru cru

La cervecería Cru cru hace su apuesta al estilo gose –una cerveza alemana que se distingue por su sabor salado- añadiéndole un toque 100% mexicano: sal de gusano y chapulines.

“Ligera y salada. Sin complejidad ni demasiado cuerpo. Tiene un tenue sabor a chapulín que surge después de los primeros tragos”. David Flores, Director de arte

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Cerveza Cru Cru (@crucrumx) el

También te puede interesar: 5 cervezas mexicanas que tiene sabores de desayuno

Border Psycho

Desde Tijuana llega esta cervecería que se aventuró a preparar una american cream ale con piel de naranja y amaranto que aun puede verse dentro de la botella.

“Después de unos sorbos te deja un sabor sutil a naranja en la lengua. Tiene buen cuerpo”. Juan Pablo Tavera, Editor de foto

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Turista Libre (@turistalibre) el

Jabalí Ancho

De las puertas de la cervecería Primus, en Querétaro, sale esta cerveza —edición de aniversario— color ámbar y con un leve picor pues fue adicionada con unos toques del licor Ancho Reyes.

“Huele a tamarindo y al probarla puedes notar el chile ancho en la punta de la lengua. Al final pica un poco y tiene un toque amargo agradable” Paulina Gutiérrez, Redactora

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Viajabundosmx🌎🎒 (@viajabundosmx) el

La Brü Maíz Azul

A esta cerveza de estilo cream ale le adicionaron maíz azul nativo, orgánico y cosechado en campos de Michoacán.
Le llaman slow beer porque donan un porcentaje de cada compra a proyectos del movimiento Slow Food.

“Es una cerveza que representa bien su estilo. Es fácil de tomar gracias a su bajo nivel de amargor. El maíz azul tal vez sea demasiado ligero en boca y también bastante sutil en
la nariz.” Shadia Asencio, Coeditora

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Raíces Cervezas Artesanales (@raicescervezaartesanal) el