Hay personas a las que les gusta el té, otras  que lo aman  y las personas que se morirían si no pudieran disfrutar de una taza de té al menos una vez al día. La bebida es una de las más antiguas y veneradas del mundo, con aproximadamente 3,000 variedades, se trata de una bebida que ha servido durante mucho tiempo como un ejemplo de intercambio cultural e identidad regional.

Y para beberlo, primero colocas el contenido en una bolsa de té, colocas la bolsa al fondo de la taza y agregas el agua hirviendo, siempre con mucho cuidado de “no remojarlo”.

Desde escritores y actores hasta presidentes y emperadores, hay muchos que han declarado un amor apasionado por la caliente bebida. Pero son los que hemos evocado en nuestros libros y en pantallas, los que a menudo recordamos mejor por esa relación pasional entre el hombre y la bebida.

Aquí te dejamos los 10 bebedores de té más famosos de la cultura pop.

Jean-Luc Picard en Star Trek: The Next Generation

Star Trek es una de las franquicias de ciencia ficción más populares y extensas del cine y la televisión. Por lo tanto, no debe de sorprenderte que, al igual que sus muchos planetas, razas alienígenas y armamento, haya una gran variedad de cocinas. A pesar de viajar años luz, El Capitán en Star Trek: la Próxima Generación, Jean-Luc Picard (Sir Patrick Stewart) encontró consuelo en una de las bebidas más antiguas conocidas por el hombre: el té. A lo largo de la serie, el capitán ordena su té exactamente de la misma manera: “Earl Grey. Caliente”, una línea que se volvió muy popular. Stewart admitió que fingía   no disfrutar el brebaje, para desalentar a los fanáticos ansiosos de continuar inundándolo con este. Parece ser que el clásico Earl Grey es una forma de hacer historia en la pantalla chica.

Ramona en Scott Pilgrim vs. The World

La referencia de comida en Scott Pilgrim podría ser mejor recordada por Todd “el vegano” Ingram, quien era un obstáculo para Scott en la batalla por el corazón de Ramona Flowers. Pero Flowers es otro personaje conocido por sus hábitos alimenticios, o más bien por sus bebidas. Una de las maneras más fáciles de descubrir si alguien que conoces es un bebedor de té serio es pedirle una taza de la bebida. Si son informales sobre su consumo de té, tendrán quizás dos, tal vez tres mezclas en sus armarios. Los amantes del té tendrán de cinco a siete. Pero un verdadero conocedor de la bebida tendrá estantes con un sabor para cualquier ocasión. Lo último es lo que obtienes con Ramona, una experta en el brebaje que todavía se las arregla para encontrar a Scott, un hombre que casi no tiene conocimiento sobre el brebaje, lindo.

Pooh en Winnie the Pooh

Probablemente, el té no sea lo primero que se te viene a la mente cuando piensas en el famoso oso del autor A. A. Milne. Por supuesto, ese honor pertenece a la dulce y pegajosa miel. Pero mientras que Pooh no puede meterse en una olla o en un árbol para encontrar té, el y sus amigos aprecian mucho esta bebida, así como todos los deliciosos alimentos que van bien con este. Conocido por tomarlo desde el desayuno hasta la cena (y algunas veces incluso después), Pooh tiene cierto aprecio por sus cualidades calmantes, así como por el hecho de que es algo a lo que puedes poner miel. Como dice Puerquito, el té, tanto como la miel, son el ingrediente que siempre ayuda a Pooh a sentirse como Pooh nuevamente.

El Sombrerero Loco en las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas

No hace falta decir que no hay un personaje mejor conocido en el mundo de la literatura y posiblemente de toda la cultura pop por su afición al té que el Sombrerero Loco de Lewis Carroll. Él es la pieza central de una de las fiestas más notables de literatura, la “Mad Tea Party” en Alicia en el País de las Maravillas, y ha tenido una fascinación incomparable por el té, adaptado a través de varios medios. El té es para el Sombrerero lo que el chocolate es para Willy Wonka, y probablemente nunca habrá suficiente líquido para saciar la sed de tan icónico personaje. Sin embargo, es una especie de advertencia. Su personalidad vivaz y enérgica probablemente sea el resultado de una teína excesiva, y para ser honesto, nadie quiere sentirse tan nervioso todo el tiempo.

El Doctor en Dr. Who

Sí, sabemos que ha habido un total de 13 encarnaciones del famoso viajero en el tiempo, pero parece que todas y cada una de las versiones del Señor del Tiempo tuvieron una apreciación inquebrantable por la bebida. Descrito por el Doctor como “una infusión nociva de hojas orientales que contiene un alto porcentaje de ácido tóxico” se utilizó, como lo evidencian otras encarnaciones, para todo. Desde relajar a los estudiosos hasta prevenir la guerra. Bebido a menudo con sus comidas o un bocadillo de galletas y mermelada, en el universo del Dr. Who, el té tiene propiedades curativas literales, y se ha disfrutado en diversas variedades: té de mantequilla de yak, té Darjeeling, Lapsang Souchong, y por supuesto, Earl Grey.

Mary Poppins 

Una cucharada de azúcar puede ayudar a que la medicina no sepa tan mal, pero cuando se trata de dos niños malcriados, el té calma los nervios. Aparece por primera vez en una serie de libros escritos por Pamela Travers, pero fue ampliamente popularizada por su galardonada adaptación de Disney (interpretada por la famosa Julie Andrews), a menudo se le ve como el epítome de la sofisticación y los modales (y, a veces, como una apreciación de la vida), una personificación humana del cruce de una persona desde la niñez hasta la adultez. Casualmente, en la cultura británica, el té también ha sido conocido por representar esos mismos valores que, más allá de la insistente mención dentro de la pantalla acerca del amor por el té inglés, hace que esta combinación sea perfecta. Mary y su té hacen su aparición más famosa después de que ella y Bert se adentran en una pintura y se sirven té en compañía de pingüinos que fungen como camareros.

La princesa Peach en Super Mario Bros.

té en la historia
Courtesy of Nintendo

En el ámbito de los personajes de los videojuegos, el aprecio de la princesa Peach por el té es único. No solo es conocida por organizar fiestas de té (mismas que son constantemente interrumpidas por personajes malvados como Bowser), sino también por su papel dentro de los juegos de Super Mario Bros. para Nintendo DS llamado Super Princess Peach. El té es en realidad un potenciador dentro de los juegos. Cuando Toad, Mario y Luigi han sido secuestrados por, lo adivinaron, Bowser, y llevados a Vibe Island, la princesa amante del té puede comprar Vibe Tea como un medio para aumentar sus estadísticas permanentemente. Por cada vez que bebe té, su medidor Vibe aumenta, dándole una mejor oportunidad de salvar a sus amigos.

La condesa viuda de Grantham en Downton Abbey

El arte de hacer y de beber té en algunas sociedades, desde el este de Asia hasta Inglaterra, es un ritual muy serio y respetado. Cuando se trata de enfatizar la importancia de la hora del té en la cultura británica, probablemente no exista una actriz que lo haya hecho tan bien como Maggie Smith. En una escena de El exótico hotel Marigold 2, Smith se sale de control sobre cómo se realiza el consumo de té. Ella es igual de mordaz en el aclamado drama de PBS, Downton Abbey, donde se la puede ver en varias ocasiones sirviendo la bebida a los invitados y disfrutando de ella. Pero como la mayoría de los buenos dramas de época, el uso del té en este programa no fue solo estético. Se convirtió en una marca histórica, una iluminación y una reflexión sobre la cultura de clase y la comida a principios del siglo XX.

Arthur Dent en The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy

El té es una representación tanto del medio ambiente como de la cultura, de los sabores y los ingredientes que una región posee y valora. Como tal, puede tener significados y asociaciones muy personales, como lo ilustra Arthur Dent, de Douglas Adams en The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy. El té era algo que hacía feliz a Dent, un símbolo de una época en que la Tierra y su vida todavía existían. Aunque Arthur tiene problemas para beber té tras de la destrucción de la Tierra, intenta recuperar el hábito, para la confusión de las máquinas de bebidas Corazón de Oro. Dent ofrece tal vez una de nuestras ilustraciones más conmovedoras del poder del té: su capacidad de proporcionar e invocar recuerdos.

Adele en “Hello”

Fuera del ámbito de los eufemismos, no hay un uso más icónico del té en un vídeo musical que en “Hello” de Adele. A lo largo del del vídeo, la comida destaca como parte de uno de los pocos recuerdos positivos y fugaces de una relación ahora amarga y tristemente terminada. La bebida también es una forma de reflexión, una oportunidad de pensar sobre qué salió mal y por qué. También actúa como una especie de coraje líquido, el amortiguador entre tener sentimientos y usar esos sentimientos para encontrar la fuerza de llamar y decirle a alguien especial que no se le ha olvidado. Más allá de su función narrativa, se encuentra una mucho más divertida. La escena del té en “Hello” se hizo famosa por el orden en que la cantante británica agregó la bolsita de té y el agua a su taza. Adele prepara su té de la manera exactamente opuesta a la que se supone que debes (primero puso agua en la taza en lugar la bolsita con hierbas), un movimiento que causó verdadera ira en Internet en 2015, cuando el vídeo se estrenó por primera vez.