Es oficial, la invasión de los robots ha comenzado. Quizá no de la forma caótica en la que lo vemos en las películas, pero esta vez, la automatización ha llegado hasta la cocina. Estamos hablando de Spyce, un restaurante que acaba de abrir en Boston, en el que los platillos son preparados por robots.

El concepto fue creado por cuatro ex alumnos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) obsesionados con la robótica que querían encontrar una forma de hacer alimentos ricos, nutritivos y de buen precio. Tras varios años de prueba y error, el robot quedó listo y entonces decidieron buscar a alguien del medio culinario para que los apoyara en términos de sabor.

Daniel Boulud, el chef cuyo restaurante Café Boulud, en Nueva York, cuenta con una estrella Michelin, se sumó al proyecto tras ver un video que le enviaron los estudiantes. Además de invertir en el restaurante, es el Director Culinario y se encargó de dirigir el menú y probar los platos para conseguir una sazón perfecta en cada uno. A su vez, el chef Boulud sumó a Sam Benson, que fue sous chef en Café Boulud y ahora es el chef ejecutivo de Spyce y se encarga de renovar el menú y asegurarse que los sabores y la calidad de los platos sean constantes.

Su menú consiste en bowls preparados al momento por un robot que cuenta con siete woks. Los woks, que preparan los platos en tres minutos, giran la comida para que la cocción sea pareja y precisa.

Day one in the books! #spycefood #spyceitup

Una publicación compartida por Spyce (@spycefoodco) el

Además del enfoque ultra moderno de los robots, los ingenieros del MIT se han enfocado en un menú sustentable, lleno de granos ancestrales nutritivos para servir una comida completa con mucha fibra y proteína. Ningún bowl lleva carne roja debido a su producción insostenible y no utilizan gas en sus preparaciones.

Cada bowl, (se puede elegir entre tailandés, indio o latino), puede ser preparado con proteína vegetariana y cuesta aproximadamente $8 dólares.