¿Te has preguntado qué puedes hacer con los aguacates demasiado maduros? Antes de que los conviertas en guacamole descubre estas opciones para aprovechar todas sus propiedades.

También te puede interesar: ¿Cómo encontrar el aguacate perfecto?

Como desayuno

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Hello Sunday 🧡#ClarenceCourt #Brunch

Una publicación compartida por Clarence Court Eggs (@clarence_court) el

¿Los has probado con aguacate? Los huevos con un poco de mantequilla, sal, pimienta y aguacate son mucho más nutritivos (y sabrosos)

También te puede interesar: El gelato que parece un aguacate real

Como aderezo para ensaladas

Los aguacates crean una base ideal para un aderezo cremoso. Solo añade un puñito de cilantro, aceite de oliva, el jugo de un limón y picante al gusto.

Como pesto

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Zoodle time! Lunch today is oven baked lemon and dill salmon on a bed of creamy avocado pesto zucchini noodles with pine nuts and a sprinkle of chili flakes, one of my favs 😋 pesto recipe again for your zoodles! Pesto ingredients: 1/2 cup packed with fresh basil 1/2 large ripe avocado 2 garlic cloves 2 tablespoons of pine nuts 1 tablespoon of fresh lemon juice 3 tablespoons of water plus more of necessary I also popped in some black pepper and a pinch of salt, blend all together and enjoy #lunchideas #zoodles #zucchini #avocadopesto #basil #pinenuts #avogoodness #salmon #eatclean #wholefoods #goodfats #protein #nutrition #wellness #fitnessfood #healthy #mondaymotivation #instafood #dubaifoodies #homemadehappiness

Una publicación compartida por AvoGoodness 🥑 (@avogoodness) el

Las pastas se llevan muy bien con el aguacate y en lugar de comprarlo en el supermercado puedes hacerlo en casa. Vas a necesitar 1 aguacate, 1/4 de taza de piñones, 1 diente de ajo, 1/2 taza de albahaca fresca, 1/2 cucharadita de sal, 1 cucharada de jugo de limón y agua.

Como postre

Aventúrate a preparar unas trufas de aguacate. Esto puede parecer una combinación extraña a primera vista, pero funciona. Solo necesitas un aguacate maduro, chocolate amargo, mantequilla y cacao en polvo. Funde el chocolate con la mantequilla, abre el aguacate, retira el hueso y machácalo. Vierte la mezcla hasta obtener una textura ligera. Forma bolitas con las manos y guárdalas en el refrigerador. Por último, decora con el cacao en polvo.

Como botana

Justo cuando pensabas que habías alcanzado los límites del aguacate, llega esta opción. Corta el aguacate en forma de bastones. Bate un huevo, barniza las tiras y rebózalas con pan molido. Fríe los aguacates hasta que empiecen a dorarse. Puedes servirlos con una salsa hecha a base de limón, mostaza y la miel.