El primer filete de carne vegano impreso en 3D ya está a la venta

Hasta ahora, las otras alternativas de carne no han conseguido recrear la textura firme y jugosa de un filete.
filete impreso en 3d

Los consumidores en busca de opciones más sostenibles han empujado el crecimiento de la industria de las alternativas a la carne. Redefine Meat, en Israel acaba de dar un paso más allá al lanzar al mercado el primer filete “de carne” vegano impreso en 3D.

El filete llamado Alt-Steak se produce con tecnología libre de sufrimiento animal e imita la apariencia, textura y sabor de la carne pero está hecho a base de ingredientes vegetales. Es jugosa, tiene la firmeza de un filete e incluso imita la grasa animal, pero está hecha a base de proteínas de chícharo y soya, aceite de girasol, grasa de coco y colorantes naturales. Además es alto en proteína y bajo en colesterol.

Aunque existen otras alternativas que imitan la carne jugosa y su sabor es bastante similar al de las opciones animales, solamente lo han logrado con opciones de carne molida. El hito está en haber conseguido un filete que asemeje tanto a la carne, la textura firme, jugosa y grasosa de un steak se logró por medio de una impresora 3D especial diseñada por el mismo equipo de Redefine Meat.

De acuerdo con los creadores de Redefine Meat, este filete tiene un impacto ambiental de menos del 95% de la carne real y también será menos costoso. Por ahora solo está a la venta en Israel, en donde comenzarán con pruebas en restaurantes de fine dining en agosto de este año. Pero planean llegar a Europa para 2021 y a los supermercados de todo el mundo para 2022.

¿Por qué buscar alternativas?

Más allá del sufrimiento animal, la industria de la ganadería llegará a un punto en que será insostenible. Tiene un enorme impacto ambiental debido a que ocupa casi el 30% de la superficie terrestre disponible y es responsable del 18% de todas las emisiones de CO2 globales. Aunado a esto, la FAO (La Organización de Alimentos y Agricultura de las Naciones Unidas) estima que su demanda aumentará en un 70% para 2050. 

No hay tierra que alcance para sustentar tal demanda de consumo, así están surgiendo alternativas para poder disfrutar de estos sabores que tanto nos gustan de una forma más sostenible.