El arroz es una comida global, pero cada región tiene su estilo de prepararlo. Los moros con cristianos de Cuba, la paella española, el gohan japonés, el risotto italiano son solo algunos de ellos.

También te puede interesar: Conoce los siete moles que se preparan en Oaxaca

Pero no todos los platillos utilizan los mismos tipos de arroz, aunque todos provienen de la misma planta (Oryza sativa), se clasifican dependiendo su tamaño, forma, sabor o color. Acá te contamos sobre los más comunes y para qué los utilizan.

Arborio

Famoso por ser el que utilizan para el risotto. Es de grano corto y textura glutinosa, pero su mayor diferenciador es que tiene un punto blanco en medio. Al igual que el arroz bomba puede absorber mucho líquido y sabor cuando se cocina a fuego lento. Encuéntralo en platillos como el risotto o el arroz con leche.

Basmati

Las faldas del Himalaya son el escenario donde crece este arroz conocido por su aroma a pandano (pandan leaf) y nueces. La cocción de este arroz de grano largo requiere de muy poca agua y una vez cocinado tiene una textura ligera y sedosa. Es muy popular en platos hindús como el curry o preparado con verduras.

También te puede interesar: Nuevos restaurantes: Kiin: Thai Viet Eatery

Jazmín

Su cultivo original surgió en Tailandia y su característica principal es que tiene un aroma super floral (de ahí el nombre). Además de su característica fragancia es de grano largo con una textura suave. Lo encontrarás acompañando al curry o junto con platillos salteados.

Japónica

También conocido como arroz sínica este es el que utilizan para el sushi, gohan, nigiris y más. Su forma es más redonda y gruesa, como tiene un tipo de almidón que se llama amilopectina su consistencia es más glutinosa y esponjosa.

Morelos

Este es el arroz que más utilizamos en México, es de grano medio más ancho que el resto y por su tipo de almidón (amilosa) absorbe menos agua durante la cocción. Su textura es un poco más seca, por eso suelen freírlo antes de cocinarlo.

Bomba

Este es el clásico arroz de la paella, es de grano corto y su principal caracterísitca es que no suele ser glutinoso (es decir no se pega) y puede absorber mucha agua —1 taza de arroz por 3 de agua— sin reventarse, esto hace que mantenga su estructura más tiempo una vez cocinado.