La guía básica para congelar y descongelar carne

Con estos sencillos consejos descongelar proteínas será una tarea fácil.
proteína carne

¿Compraste demasiada carne? ¿Te sobraron albóndigas de tu último proyecto en la cocina? Aquí te decimos qué hacer para que las conserves, en su mejor estado, en el congelador y qué hacer cuando decides descongelarla. Una serie de recomendaciones que puede aplicar prácticamente a cualquier proteína cruda.

Para congelar carne (o cualquier otra proteína)

Si la carne viene en un empaque, lo mejor es que se lo quites y la guardes en una bolsa con sello hermético, así evitas que la carne se queme o se cristalice. Como tip extra: anota la fecha de congelación con un plumón indeleble afuera de la bolsa, así sabrás que no tiene más de 3 ó 4 meses en el congelador. No te recomendamos consumirla si ha pasado más de este tiempo.

Si compras carne fresca y sin empaque, secciona y corta algunos trozos —en porciones individuales de 200 ó 250 gramos— y guárdalos en bolsas con sello hermético. Así usarás solo las porciones que vas a consumir por persona en una comida o cena.

Descongela con agua

Si vas a descongelar con agua, lo mejor es que dejes la carne en la bolsa y la sumerjas en un bowl grande con agua fría. Cuando el agua se entibie, agrega más agua fría. Este proceso toma un par de horas y es importante que cocines la carne inmediatamente después de que se descongele.

Si usas el microondas

Aunque no es el mejor método sabemos que a veces la prioridad es ahorrar tiempo. Para estos casos retira la carne de la bolsa, ponla en un plato, cúbrela con la tapa del microondas y presiona el botón que dice ‘descongelar’. Si tu micro no cuenta con esta opción será mejor que una noche antes pongas la carne congelada en el refrigerador, esto evitará que el corte se estropee con cambios de temperatura.

Descongela en el refrigerador

El método de descongelación en refrigeración es muy útil y práctico. Por la noche, saca la bolsa con la carne que vas a usar y coloca en un bowl en el refrigerador, al otro día estará lista para usarse.